Evidencia de calentamiento global en Colombia (1 de muchos).

Introducción. Para complementar la primera parte de los 2 artículos que escribiré acerca de la geoingeniería, colocaré como sustento adicional varios artículos de los cuales me dí cuenta recientemente. Estos comentarios los hago como lego, es decir, aquel lector que carece de conocimiento profundo o particular, en este caso acerca de geología, meteorología, ingeniería o alguna rama similar. Lo único que sí tengo es curiosidad de conocer los hallazgos de los investigadores colombianos con respecto a los impactos del cambio climático.  Esta noticia apareció recientemente en diarios del país referenciando un estudio inédito del IDEAM (Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales).

En efecto, el estudio “Glaciares de Colombia: más que montañas con hielo” no aparece por ninguna parte. Sin embargo tuve la fortuna de encontrar una compilación de trabajos de similar temática llamada “Glaciares, nieves y hielos de América Latina Cambio climático y amenazas” a cargo de César David López Arenas y Jair Ramírez Cadena.  Dentro de este maravilloso volumen encontré el estudio realizado por Alejandro Llinás Tamayo y Félix Ignacio Meneses Arias de la Universidad Nacional de Colombia con un trabajo original titulado “Retroceso glaciar del volcán Nevado Santa Isabel y su incidencia hídrica en la ciudad de Pereira

Comentaré este último. En la siguiente figura aparece la ciudad de Manizalez al fondo, la ciudad de Pereira a la izquierda (occidental), el Nevado de Santa Isabel a la derecha (oriental), y entre estas están, aunque no se observan, la laguna y el río Otún que suplen el acueducto de Pereira.

Nevado Santa Isabel
Vista aerea del Nevado de Santa Isabel, Risaralda, Colombia

Por lo que pude entender, Don Alejandro Llinás Tamayo y Don Félix Ignacio Meneses tuvieron acceso a fotografías aéreas de los glaciares del Nevado de Santa Isabel tomadas en 1959 y 1995.  Este material visual que abarca 36 años de historia del nevado les permite a los investigadores elaborar  modelos tridimensionales para calcular el volumen del hielo perdido entre los años estudiados.

En efecto, vemos pictogramas de los modelos 3D reconstruídos donde se observa claramente una disminución del ‘casquete glacial’ en los 36 años que separan dichas observaciones.

Reconstrucción Digital del casquete glacial del Nevado de Santa Isabel entre 1959 y 1995
Reconstrucción Digital del casquete glacial del Nevado de Santa Isabel entre 1959 y 1995

Las imágenes son muy dicientes. En el documento original existen reconstrucciones de vistas laterales sustentando también una disminución del hielo montañoso. Los autores concluyen que ha habido una mayor pérdida del casquete glacial por el costado oriental, opuesto al que drena a la cuenca de río Otún, el cual abastece a la ciudad de Pereira. Aunque los autores calculan las pérdidas totales, no estiman un porcentaje neto. Pienso que los autores podrían mejorar la sección de CONCLUSIONES resaltando sus hallazgos y poniéndolos en perspectiva. Sus gráficas podrían mejorar en calidad, colocar leyendas más explicativas y resumir los datos.

Otros hallazgos. Comparado con 1959 cuando se observaron 3 afloramientos rocosos en el costado oriental, en 1995 se observaron 10 de dichos afloramientos en el mismo costado. Se desconoce la razón que explique el mayor desgaste del flanco oriental pero se considera que pueden ser responsables los vientos, irradiación solar, la menor humedad del valle del Magdalena en comparación con el del valle del Cauca, el hecho que el nevado de Santa Isabel sea un volcán –aunque no tiene fumarola ni cráter visible ni hay fuentes termales.  En general se cree que el Nevado de Santa Isabel por ser el de menor altura de todos los nevados colombianos (5110 m) será uno de los primeros en desaparecer.

Los autores persiguen un objetivo adicional, cual es determinar si la pérdida de hielo representa buena parte del agua vertida sobre la ciudad de Pereira a través de la cuenca del río Otún. Con limitaciones de datos y gran recursividad, los autores logran demostrar que la cantidad que agua proveniente del derretimiento glacial del Nevado de Santa Isabel no es un contribuyente mayor porcentualmente del agua consumida por los pereiranos. Esto es debido a que las lluvias que caen en dicha región son tan abundantes que el derretimiento del nevado de Santa Isabel no representa un porcentaje muy grande aunque esa cantidad de agua sería enorme en una región más seca.

En conclusión, este trabajo me gustó porque extrae conclusiones muy importantes a partir de evidencia fotográfica real, entre otros tipos de evidencia. Aunque sus resultados no son buenas noticias para nosotros, este gran aporte debe forzarnos a discutir como vamos a enfrentar esta catástrofe llamada ‘calentamiento global’.

Agradezco sus comentarios, y si tienen críticas por favor hacérmelas llegar para hacer las correcciones del caso.

En los medios periodísticos no encontré entrevistas de los autores pero es posible que mi búsqueda haya sido muy superficial.

En una próxima oportunidad espero revisar otro nevado colombiano. Si dentro de los lectores hay una persona con mejores conocimientos en este campo (yo no sé nada) le agredecería que escribiera un artículo que resuma estos hechos tan importantes. Todavía faltan por revisar los demás nevados colombianos. Por favor apurarse antes que éstos desaparezcan ante nuestros ojos.

Saludos.

Pompilio Martínez Navarrete. Marzo 02 del 2013

Anuncios

One thought on “Evidencia de calentamiento global en Colombia (1 de muchos).

Deja un comentario - Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s