ASIA: Síndrome de Edificio Enfermizo

  1. Síndrome de Edificio Enfermizo (SBS, por sus siglas en inglés).

 

Como lo define la la Sociedad Americana de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado (ASHRAE), edificio enfermizo es un lugar donde al menos el 20% de los ocupantes reportan síntomas de salud y molestias relacionados con su estancia dentro de la construcción. No hay una causa definitiva del problema que pueda ser identificada [95]. El Síndrome del Edificio Enfermizo (SBS, por sus siglas en inglés) se refiere a un conjunto de diferentes síntomas y disturbios reportados por los ocupantes de un edificio. Este fenómeno se observa sobre todo en oficinas, pero también en escuelas, centros de salud y áreas residenciales. Los síntomas típicamente reportados por los ocupantes incluyen: dolores de cabeza, fatiga, letargo, irritación de ojos y garganta, congestión nasal, dificultad para respirar, capacidad alterada para concentrarse, piel seca, picazón en la piel y erupciones en la piel. Se han reportado otros síntomas como náuseas, mareos, estornudos, epistaxis o sangrado nasal, opresión en el pecho, dolor articular y en la espalda, taquicardia, alteraciones del sueño y sensibilidad a los olores [96].

 

En 1984, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que hasta un 30% de los edificios nuevos podrían estar vinculados a síntomas de SBS [97]. Las mujeres parecen afectarse más que los hombres [98], y los síntomas más frecuentes son letargo, irritación de las mucosas, y dolor de cabeza [99]. No obstante, variantes de la enfermedad asociada a edificios se pueden detectar por su relación con el tipo de contaminantes, así como con la intensidad y la duración de la exposición [100]. Aunque un agente causal definitivo aún no ha sido identificado, una mala calidad del aire interior (IAQ) a menudo causado por el uso del aire acondicionado (HVAC), es una de las causas principales [101]. Estos sistemas pueden ser una fuente de contaminación microbiana, pero también de bacterias o esporas, además de contribuir a la dispersión de productos químicos en el aire interior. Ya se ha estudiado la asociación de adyuvantes ambientales químicos, tales como toxinas o de escape de motores diesel, con el inicio de inflamación dependiente de la inmunidad [102]. En 1990, el SBS, junto con otras condiciones (tales como sensibilidad química múltiple, lesiones por estrés repetitivo, los efectos secundarios de los implantes mamarios de silicona, el GWS, el CFS, el síndrome del intestino irritable y la fibromialgia), se agruparon como “síndromes somáticos funcionales” [103]. Nueve de cada diez síntomas presentes en estas condiciones son compartidas con las principales manifestaciones clínicas del síndrome de ASIA: mialgias, artralgias, fatiga crónica, deterioro cognitivo neurológica, fiebre, síntomas gastrointestinales y respiratorias, manifestaciones cutáneas, y la aparición de auto-anticuerpos [8].

 

Por esta razón. se ha propuesto incluir dentro del síndrome ASIA al Síndrome de Edificio Enfermizo -SBS [96]. La exposición a estímulos externos, uno de los principales criterios en ASIA, se observa también donde el SBS donde la pre-exposición está a cargo de estímulos presentes en el ambiente del edificio tales como: asbestos, hidrocarburos, alergenos orgánicos, hongos, mico-toxinas y ftalatos. Todos estos estímulos externos pueden considerarse adyuvantes ambientales. La eliminación de los estímulos externos es capaz de inducir la mejoría del SBS [104]. Por otra parte, como se tiene en cuenta en los criterios de ASIA, la presencia de anticuerpos dirigidos a los adyuvantes sospechosos puede ser detectados en SBS.

 

De hecho, en los pacientes con exposición documentada a hongos, se detectaron títulos elevados de anticuerpos (IgA, IgM e IgG) frente a antígenos neuronales específicos [105]. Además, se encontró la presencia sérica de IgE específica para los hongos en individuos que trabajan en edificios húmedos y mohosos y sufrían del síndrome de edificios enfermizo [106]. Uno de los criterios menores para el síndrome ASIA es la eventual evolución a una enfermedad autoinmune más grave. Gray et al. [107] mostraron que los sujetos expuestos a micotoxinas de moho en un edificio que había sufrido una inundación tenían un mayor riesgo de desarrollar auto-anticuerpos dirigidos al núcleo celular, músculo liso, mielina del sistema nervioso central o periférico y neuro-filamento. Los pacientes informaron una mayor frecuencia e intensidad de síntomas, particularmente síntomas neurológicos e inflamatorios, en comparación con los controles (personas sin el SBS).

 

El anterior es un fragmento traducido del artículo:

Síndrome Autoinmune / Inflamatorio inducido por Adyuvantes (ASIA) 2013: Revelación de los aspectos patogénicos, clínicos y de diagnóstico.

Autores: Perricone C, Colafrancesco S, Mazor RD, Soriano A, Agmon – Levin N, Shoenfeld Y.

Publicado en: Journal of Autoimmunity. 2013 Diciembre; Volumen 47: páginas 1-16; 13 de noviembre del 2013.

 

Las referencias bibliográficas se pueden encontrar en un artículo de blog separado.

Anuncios

One thought on “ASIA: Síndrome de Edificio Enfermizo

Deja un comentario - Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s