ASIA: Vacunas en general

10. Vacunas y enfermedades autoinmunes.

Se han reportado varias enfermedades neurológicas desmielinizantes que aparecen luego de la vacunación, el síndrome Guillan-Barré (GBS) siendo el principal. Esta es una polirradiculo-neuropatía aguda que por lo general se manifiesta por parálisis motora simétrica y ascendente de rápida evolución, con la pérdida de los reflejos tendinosos. Se ha demostrado que los síntomas neurológicos de GBS son precedidos por una infección aguda en dos tercios de los casos. Hay evidencia creciente de que el GBS es una enfermedad autoinmune. Los auto-anticuerpos contra gangliósidos se pueden encontrar en pacientes con GBS y las células T pueden reaccionar de forma cruzada a los componentes del recubrimiento de los nervios. Varias vacunas se han relacionado con la aparición de GBS incluyendo influenza, toxoide tetánico, BCG, rabia, viruela, paperas, rubeola, vacuna anti-poliomielítica oral, vacunas contra la hepatitis B, ya sea derivado de plasma o la vacuna recombinante y la vacuna contra la difteria. En 1976, la “gripe porcina” o vacuna New Jersey 76 causaron un aumento marcado en la aparición de casos de GBS durante 6 a 8 semanas después de la vacunación. En un artículo publicado en el New England Journal of Medicine, se informó de que el riesgo relativo de la GBS asociado con la vacunación, ajustado por edad, sexo, y temporada de inmunización, fue de 1,7 (es decir, 70% más elevado) [129]. Más recientemente, De Wals et al. [130] encontró un total de 3.623.046 personas-año de observación, 83 casos de GBS identificados durante los 6 meses de seguimiento. De ellos, 25 habían sido vacunados contra la influenza 2009 A (H1N1) con un riesgo relativo ajustado de 1,80 (es decir, 80% más elevado) (IC del 95%, 1.12-2.87; o sea entre un 12%-2870% más elevado). El número de casos de GBS atribuibles a la vacunación fue de aproximadamente 2 por 1 millón de dosis, llegando a la conclusión de que el riesgo era pequeño y significativo, aunque compensado por los beneficios de la inmunización [130]. Sin embargo, Baxter y col. no observaron casos de GBS recurrente que podrían considerarse relacionados con la vacunación. La principal limitación fue el tamaño relativamente pequeño del estudio debido a la rareza de la enfermedad [131].

Khamaisi y col. describen una mujer 52-años de edad que desarrolló GBS después de su segunda inyección de vacuna contra la hepatitis B [132]. Esta paciente no era muy diferente a otros 19 casos descritos en la literatura. El GBS se reportó que ocurría con mayor frecuencia de lo esperado si se compara las tasas registradas en el Centro de Control de Enfermedades (CDC). Otra enfermedad desmielinizante asociada con las vacunas es la encefalomielitis diseminada aguda (ADEM). Esta es una enfermedad inflamatoria del sistema nervioso central que ocurre frecuentemente después de la vacunación. Se cree que los factores que participan son rabia, difteria, tétanos, polio, viruela, sarampión, paperas, rubeola, encefalitis B japonesa, tos ferina, influenza, hepatitis B, y las vacunas del cerdo. Huynh y colaboradores se centraron en los factores precipitantes que sugerían mutaciones en el gen SCN1A, la teoría de la re-infección (según la cual la vacunación con una cepa de virus atenuado puede causar problemas sólo si se administra en pacientes que previamente sufrieron de una infección) puede ser responsable pero que todavía insuficiente para desarrollar el síndrome [133]. El uso generalizado a nivel mundial de la una cepa viral nueva de influenza tipo A en 2009, las vacunas trivalentes contra la gripe H1N1 (pandémica) 09 y la influenza estacional, dieron lugar a la descripción de una serie de casos de ADEM, lo que sugiere la existencia de un componente de la vacuna que más probablemente desencadena este trastorno [134]. Preocupaciones similares fueron expresadas por el uso de la vacuna anti-Virus de Papiloma Humano (VPH), específicamente Gardasil, que a diferencia de Cervarix, contiene levadura [135]. Sin embargo, Schäffer et al. informó de otro caso de ADEM después de la vacunación contra el VPH, pero la vacuna utilizada no se identificó [136]. Las misma vacuna de Gardasil fue asociada a la aparición de 5 casos de desmielinización inflamatoria que caen dentro del diagnóstico del espectro de “síndrome clínicamente aislado / esclerosis múltiple” que sucedió luego de 21 días posteriores a la inmunización.

La naturaleza multifocal y atípica de los reportes sugieren que la vacuna pudo haber influenciado la naturaleza y severidad de la inflamación del Sistema Nervioso Central (SNC) [137]. Las vacunas también desencadenan otros condiciones neurológicas raras como Mielitis Transversa (TM). En un artículo reciente, se reportaron 37 casos TM asociados a diferentes vacunas incluyendo anti-VHB, MMR, DTP. Los autores encontraron una asociación temporal entre varios días y 3 meses, a pesar de un marco de tiempo más largo de hasta varios años también se mantenía [138]. Ablin et al. [139] han abordado la conexión de infecciones con la vacunación en el desarrollo de otro trastorno que se caracteriza principalmente por astenia y dolor muscular: fibromialgia (FM). Los autores acusaron a las vacunas de rubéola y enfermedad de Lyme, aunque los datos actuales no son suficientes para establecer una relación de causalidad [139]. Las vacunas parecen jugar un papel en la otra condición de patogénesis desconocida. El síndrome de fatiga crónica (SFC) que se caracteriza por fatiga incapacitante grave que dura más de 6 meses asociados con trastornos físicos y mentales, tales como dolor de cabeza, artralgia, mialgia, pérdida de memoria, dolor de garganta y sensibilidad de los ganglios linfáticos. A pesar de que la asociación entre vacunación y el SFC no está bien documentada, en Canadá varios informes afirmaron que el SFC se desarrolló después de la vacunación contra el Virus de la Hepatitis B (VHB). Por lo tanto, un grupo de trabajo se creó con el fin de buscar una asociación entre vacunación contra el VHB y el SFC de . Treinta casos de pacientes con SFC que surgieron en los 3 meses después de la vacunación contra el VHB. Sin embargo, el análisis retrospectivo llegó a la conclusión de que no hay pruebas suficientes para demostrar una asociación entre el SFC y la vacuna anti VHB [140]. Se ha demostrado que la ruptura y escape de silicona de los implantes de silicona de mama puede conducir a enfermedades autoinmunes, un efecto llamado “enfermedad adyuvante”. Parece que los adyuvantes que se incluyen en vacunas humanas pueden, aunque rara vez, inducir autoinmunidad. Esta rareza puede explicarse por susceptibilidades genéticas individuales de mucha complejidad [141].

Sin embargo, un caso con estas condiciones (fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y fuga de silicona del implante mamario) fue descrito por Agmon-Levin et al. [82] De hecho, una señora se presentó con síndrome de fatiga crónica acompañados de fibromialgia, desmielinización y auto-anticuerpos que se desarrollaron después de la segunda dosis de la vacuna contra la hepatitis B, y agravadas por la tercera vacunación. Por otra parte, los implantes mamarios de silicona colocados 6 años antes de la vacunación y sin eventos adversos, tuvieron una reacción local con inflamación después de la vacunación y se reveló una fuga de silicona. Si la vacuna de la hepatitis-B era una causa o acelerador de la enfermedad aún se desconoce, así como si la exposición a la silicona pudo haber contribuido aún más al proceso autoinmune [82].

 

El anterior es un fragmento traducido del artículo:

Síndrome Autoinmune / Inflamatorio inducido por Adyuvantes (ASIA) 2013: Revelación de los aspectos patogénicos, clínicos y de diagnóstico.

Autores: Perricone C, Colafrancesco S, Mazor RD, Soriano A, Agmon – Levin N, Shoenfeld Y.

Publicado en: Journal of Autoimmunity. 2013 Diciembre; Volumen 47: páginas 1-16; 13 de noviembre del 2013.

 

Las referencias bibliográficas se pueden encontrar en un artículo de blog separado.

Anuncios

Deja un comentario - Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s