Carmen de Bolívar: Respuesta al Dr. Iván Mendoza B, Jorge Flórez Otero y Rodrigo Córdoba

El pasado 2 de septiembre la revista SEMANA, ELESPECTADOR y ELTIEMPO dieron a conocer una segunda opinión del médico Dr. Iván Mendoza B, especialista en Electrofisiología afiliado al Jackson Memorial Center en el estado de la Florida en EE.UU.

El artículo de la revista SEMANA se titula “Estudio avala posición de MinSalud sobre niñas en El Carmen de Bolívar” y en el primer párrafo afirma “Este martes el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, publicó en su perfil de Twitter los resultados de un análisis independiente acerca de los casos de 300 jóvenes en El Carmen de Bolívar (Bolívar) que han presentado síntomas diversos y que sus padres atribuyen la aplicación de la vacuna Gardasil contra el virus del papiloma humano (VPH)…” .

ET-EstudioJackson1

Entonces es claro que hubo un estudio o análisis de al menos 300 pacientes. De existir información recopilada de 300 pacientes como se espera luego de la visita ministerial a la población al final de Agosto/2014, el ministerio de salud debería hacer disponible dicha información a otros médicos y abogados que actúen en representación de la comunidad de Carmen de Bolívar para una segunda, tercera, cuarta e inclusive quinta opinión de ser necesario. El Ministerio de Salud también debe clarificar con qué criterios solicitó la opinión experta del Dr. Iván Mendoza B y debe garantizarle a la comunidad del Carmen de Bolívar igual acceso a sus propios expertos bajo términos similares a los pactados con el Dr. Iván Mendoza. Igualmente se debe aclarar los honorarios de experto pues serían dineros públicos, o si por el contrario su dictamen fue enteramente ad honorem. EE-EstudioJackson1Pero si leemos el dictamen del Dr. Iván Mendoza B, se nota lo genérico y absolutista de sus términos sin hacer mención a un número específico de pacientes, sin aportar ningún referente estadístico, bibliográfico, o valoración cuantitativa y objetiva ni siquiera en su misma especialidad. Una mirada médica al dictamen del Dr. Mendoza sugiere que debió haber recibido dinero pues nadie se atreve a pasar del anonimato al desprestigio de manera tan desinteresada. Refutaré o comentaré cada uno de sus afirmaciones que hasta donde sabemos no están basadas en un documento conocido ni de acceso público.  Si el Ministerio desea tener un diálogo serio con los colombianos debe producir dicho documento a médicos o abogados que actúen en representación de la comunidad de Carmen de Bolívar.

Transcribo el mensaje como aparece en la versión larga del usuario Alejandro Gaviria · @agaviriau 2nd Sep 2014 from TwitLonger “http://www.twitlonger.com/show/n_1s7jql2” y más abajo incluyo mi RESPUESTA.


 Dictamen independiente sobre los problemas de salud en Carmen de Bolívar:

Nos permitimos presentarle nuestro análisis del caso del Carmen de Bolívar, basado en primero la información recibida, segundo en la evidencia científica disponibles sobre situaciones similares, tercero: nuestra experiencia en el campo del pre síncope y síncope masivo relacionado con situaciones de estrés, temor colectivo, situaciones similares disparadas por vacunaciones de diferentes tipos, actividades religiosas y conciertos.

Coincidimos plenamente en lo planteado por el ministerio de:

1. No relaciones con la vacuna ni intoxicaciones

2. Se trata de una respuesta psicogénica masiva presíncope y síncope psicogénico masivo.

3. Aspectos a tomar en cuenta:

a. Ausencia de hallazgos al momento del examen de causa/enfermedad orgánica.

b. Ningún caso ha estado en peligro de muerte

c. Morbilidad benigna

d. Ausencia de mortalidad

e. Rápida diseminación

f. Remisión rápida

g. Ausencia de manifestaciones en otras escuelas con niñas vacunadas

h. Presencia de síntomas en niñas no vacunadas

i. Estado de ansiedad, pánico, temor colectivo. Acentuado en un ambiente hospitalario sumamente congestionado al comienzo, lo cual fue rápidamente resuelto.

j. Acentuación de los síntomas al llegar al centro hospitalario.

k. Al disparase la constelación bizarra de síntomas con período de incubación muy corto

4. Recomendaciones:

a. Seguimiento a través de una red psicológica y social, dirigida a niños, familiares, comunidad escolar, la población y medios de comunicación.

Atentamente y sin más que agregar:

Ivan Mendoza B MD.
Electrophysiology Associate Medical Director
Jackson Memorial Hospital


A continuacion mi RESPUESTA:

  1. No relaciones con la vacuna ni intoxicaciones

RESPUESTA: Los síntomas presentados por las pacientes del Carmen de Bolívar sí tienen plena relación con la vacuna VPH, algunas niñas presentaron síntomas luego de la primera dosis en los meses de Julio a Septiembre del 2013; pero los síntomas y signos se desencadenaron epidémicamente luego de aplicarse la segunda dosis VPH en Marzo-Mayo del 2014. De acuerdo a la impresión diagnóstica del Síndrome ASIA, los síntomas y signos clínicos tienen una base autoinmune y por tanto deben correlacionarse con auto-anticuerpos presentes en las niñas en ese patrón temporal. Hasta donde se sabe el Dr. Iván Mendoza no practicó pruebas para la detección de auto-anticuerpos. – Vale la pena citar el testimonio del Dr. Jorge Flórez Otero, que según ELTIEMPO es infectólogo de la Universidad de California y participante del Comité Asesor de prácticas de inmunización del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). El Dr. Jorge Flórez Otero afirma que la vacuna Gardasil es ‘muy segura’ tanto así que él y su hija se la aplicaron. Sin embargo no hay ninguna evidencia que la vacuna aplicada en el Carmen de Bolívar o en Colombia sea equivalente en composición a la estudiada en otras latitudes. Puede perfectamente haber un cambio de lote que se ha observado con la vacuna de la influenza que dejó miles de victimas con el Síndrome de Guillan-Barré en 1976.

  1. Se trata de una respuesta psicogénica masiva presíncope y síncope psicogénico masivo.

RESPUESTA: ¿Dónde están las pruebas o la referencia bibliográfica para hacer esta afirmación?. ¿Cómo se detecta o se diagnostica el síncope o presíncope masivo? Esto es lo más absurdo. Por ejemplo en medicina demostrar la naturaleza vasovagal del síncope es muy difícil a veces requiriendo múltiples sesiones en la Mesa Basculante ( tilt-table-testing ). Ahora para demostrar la naturaleza psicogénica del síncope es mucho más difícil y debe ser muchísimo más difícil diagnosticar síncope psicogénico masivo, y super-berracamente más difícil diagnosticar presíncope psicogénico masivo. Si miramos histerias colectivas entre hinchas del fútbol o fanáticos religiosos sabemos que hay un proceso de aculturación muy poderoso consistente en comerciales por TV, radio, internet, periódicos, reforzamiento de información a través de redes sociales, adopción de amuletos consistentes en camisetas, gorras, banderas, visita a los estadios y toda la parafernalia y costos en tiquetes de entrada que hacen posible que miles de personas griten al unísono un gol de la selección de fútbol. Los hinchas, nunca acuden masivamente a un hospital quejándose de debilidad muscular, dolor articular, fasciculaciones, cefaleas, hormigueos, dificultad respiratoria entre otros síntomas que tuvieron las niñas vacunadas, y menos de síncope o presíncope. Los únicos casos trágicos que afectan la salud de estas personas es cuando se exceden de alcohol y sucede la violencia que ya conocemos. Pero nunca síncope o presíncope masivo. En la población vacunada del Carmen de Bolívar tal proceso de aculturación estuvo ausente previo e inclusive luego de la inmunización, de tal manera que la naturaleza psicogénica del síncope no es plausible. El síncope es uno de los síntomas que sobresalió en el estudio de la revista JAMA sobre los efectos adversos de la vacuna Gardasil. De existir el tal síncope psicogénico masivo debemos bautizarlo como ‘Síndrome IvanMendoza’ y a quien lo sufra se dice que ha sido afectado de ‘IvanMendosis” y si va acompañado de inflamación ‘IvanMendocitis’, y si se cura mediante extirpación quirúrgica el procedimiento puede codificarse en la EPS como una ‘IvanMendectomia”  y si se alivia con pasar unos puntos de sutura es una “IvanMendorrafia” y si se fija a algún órgano de soporte para que no jorobe la paciencia se dice que es una ‘IvanMendopexia”. Sería bueno que el Dr. Iván Mendoza se inmortalice aportando pruebas científicas del síncope-presíncope psicogénico masivo que llevará su nombre.

Citemos el testimonio del Dr. Rodrigo Córdoba, presidente de Asociación Latinoamericana de Psiquiatría, a quien se le pregunta por evidencia de histeria colectiva, trastorno por conversión, enfermedad psicogénica masiva, o trastornos por reacción de estrés colectivo. Él dice que “hay antecedentes recientes en una comunidad indígena del Putumayo, en México, en Australia y en Taiwán, donde 350 niñas registraron los mismos síntomas luego de que se les aplicara la vacuna AH1N1”. Qué curioso que de todas las multitudes, en el deporte, religión, partidos políticos, y otras manifestaciones culturales, ninguna tenga tanta similitud cultural a la “epidemia psicogénica”  del Carmen de Bolívar que una inmunización contra otra vacuna! Y en este caso de influenza. Y seguramente a base del mismo adyuvante: el aluminio!. Todo esto apunta más al Síndrome ASIA llamado por sus siglas de Síndrome Autoinmune Inflamatorio inducido por Adyuvantes. De paso sería bueno que el Dr. Rodrigo Córdoba nos diera la referencia del articulo de la histeria a las vacunas el que desde ahora podemos bautizar como síndrome psiquiátrico ‘RodrigoCordoba no-especificado’.

  1. Aspectos a tomar en cuenta:

A. Ausencia de hallazgos al momento del examen de causa/enfermedad orgánica.

RESPUESTA: Hay signos clínicos como movimientos anormales, parestesias en manos y pies, debilidad muscular, fasciculaciones, rigidez de miembros, alteraciones del patrón respiratorio, pérdida de la conciencia, convulsiones en algunas adolescentes. El Dr. Camilo Uribe y el Viceministro Fernando Ruiz Gómez admitieron que había hallazgos al examen clínico en 11 niñas e inclusive este último dijo que tales niñas tenían un diagnóstico preciso pero que se iban a estudiarse más afondo porque sí había anormalidades. ¿Cuál fue ese diagnóstico, cuáles anormalidades? Cualquiera que hayan sido, ciertamente hubo evidencia de causa orgánica desmintiendo la afirmación del Dr. Iván Mendoza B, especialista en electrofisiología que hasta donde se sepa no ha examinado a ninguna paciente.

B. Ningún caso ha estado en peligro de muerte.

RESPUESTA: ¿Cómo lo sabe? ¿Qué pruebas ha realizado? ¿Diría lo mismo si hay evidencia de enfermedad autoinmune? Por lo que se puede leer en el internet, el Dr. Iván Mendoza B es especialista en electrofisiología, ¿debemos creer que el Dr. Mendoza le hizo un electrocardiograma a alguna paciente y ha descartado las arritmias cardíacas que figuran en el diagnóstico diferencial del síncope? ¿Ha obtenido electroencefalogramas para descartar síndromes convulsivos los cuales también son causas de síncope y que algunas pacientes del Carmen de Bolívar lo presentaron? ¿Tiene alguna prueba electrofisiológica de alguna paciente del Carmen de Bolívar? Esa es su especialidad, ¿como se le pasó? ¿Alzheimer?.

C. Morbilidad benigna.

RESPUESTA: ¿Cómo lo sabe? El síndrome ASIA es una enfermedad variada que puede evolucionar a enfermedad autoinmune franca o con el tiempo puede comprometer la vida, la salud, la capacidad de trabajo, la calidad de vida. ¿De dónde saca que la morbilidad es benigna?.

D. Ausencia de mortalidad.

RESPUESTA: Cierto. Por el momento. Y rece para que sea así. Hasta ahora no se ha reportado ninguna muerte entre las niñas vacunadas en Carmen de Bolívar pero cabe recordar que luego de 23 millones de dosis como se reporta en el estudio de eventos adversos en la revista JAMA en el 2009, hubo 34 muertes en las vacunadas. Esto es una bomba de tiempo.

E.Rápida diseminación.

RESPUESTA: ¿A qué llama rápida, cuál es el patrón temporal?

El principal agente de “diseminación” fue la vacunación con las primeras dos dosis de Gardasil a cargo del Estado colombiano en el mes de Marzo/2014. Las respuestas comenzaron en ese mismo mes y alcanzaron su pico en el mes de Mayo/2014. O sea que tardó 2 meses tiempo compatible con la respuesta primaria y secundaria inmunológica de anticuerpos y auto-anticuerpos. Hasta el momento las únicas afectadas han sido niñas vacunadas, no sus padres, madres,  otros miembros familiares o personal hospitalario. No hubo diseminación no hay contagio.

F. Remisión rápida

RESPUESTA: No ha habido remisión. Todavía hay niñas afectadas y el Ministerio garantizó seguimiento durante 30 días tanto en el ámbito hospitalario, escolar y en las viviendas si fuese necesario. El Dr. Camilo Uribe pidió que las EPS se encargaran de esto, la mayoría afiliadas al régimen subsidiado. Hay 11 niñas que no han sido dadas de alta y por tanto es falsa la afirmación del Dr. Iván Mendoza B al decir que ha habido remisión o suspensión del cuadro clínico.

G. Ausencia de manifestaciones en otras escuelas con niñas vacunadas

RESPUESTA: Aunque el Dr. Iván Mendoza no es genetista, es importante recordarle que las niñas colombianas no son clones, inclusive si parecen ‘igualíticas’ en el mismo uniforme de colegio. No todas las personas tienen la misma carga genética. Esto debería saberlo y todos sabemos que diferencias  genéticas explican muchas de nuestras diferencias de color de piel, cabello, voz, estatura, color de ojos, tamaño de la nariz, etc. El Dr. Iván Mendoza tampoco es inmunólogo pero debería saber que las respuestas idiosincráticas a las vacunas e inclusive a los medicamentos dependen de la carga genética de cada persona. Eso debería saberlo pues el Dr. Iván Mendoza debe estar familiarizado con la farmacología de los agentes anti-arrítmicos que presentan reacciones idiosincráticas en los pacientes quienes las reciben.

H. Presencia de síntomas en niñas no vacunadas

RESPUESTA: Algunos de síntomas presentados por las niñas vacunadas del Carmen de Bolívar pueden experimentarlos otras personas. Eso no descarta la toxicidad autoinmune de la vacuna. Por ejemplo digitando esta respuesta larga tengo dolor de cabeza, eso no signifique que tenga el mismo cuadro clínico que las niñas vacunadas en  el Carmen de Bolívar.

I. Estado de ansiedad, pánico, temor colectivo. Acentuado en un ambiente hospitalario sumamente congestionado al comienzo, lo cual fue rápidamente resuelto.

RESPUESTA: Por supuesto que hay ansiedad, angustia, rabia y hasta sentimiento de frustración al ver como el mismo ministerio que debería velar por la salud de los indefensos no sólo los vulnera sino que cubre todo con mentiras. La ansiedad no es la causa de la enfermedad de las niñas vacunadas, es la consecuencia.

J. Acentuación de los síntomas al llegar al centro hospitalario.

RESPUESTA: ¿Qué evidencia hay de esto? ¿Cuáles síntomas? ¿Cuántas niñas?¿Dónde están las estadísticas de esto? ¿Quiere decir el Dr. Mendoza que los hospitales producen síncope? Ese sería otra característica del ‘Síndrome IvánMendoza’. Hay que darle el Nobel a este sinvergüenza sobre todo si demuestra electrofisiológicamente que los hospitales producen síncope.

K. Al disparase la constelación bizarra de síntomas con período de incubación muy corto

RESPUESTA: ¿Al dispararse qué? No se ha disparado nada, no hay remisión de los síntomas, eso ya lo revisamos en el punto f. ¿Cuál periodo de incubación? ¿Qué cuantificación hay de esto? ¿Cuál es el promedio, cuál la desviación estándar?

  1. Recomendaciones:
  2. Seguimiento a través de una red psicológica y social, dirigida a niños, familiares, comunidad escolar, la población y medios de comunicación.

RESPUESTA: Sí hay que hacerle seguimiento a la población con servicios gratuitos de tercer nivel, se le debe indemnizar por el daño ocasionado, se le deben garantizar sus propios expertos pagados a cargo del ministerio, se le debe garantizar ayuda legal incluida en la indemnización y también se le debe hacer seguimiento al Dr. Iván Mendoza y los demás ‘expertos’ que tienen mucho por explicar.

Anuncios

9 thoughts on “Carmen de Bolívar: Respuesta al Dr. Iván Mendoza B, Jorge Flórez Otero y Rodrigo Córdoba

  1. El psiquiatra entrevistado Dr. Mario Danilo Parra no endorsa el dictamen del Dr. Iván Mendoza sino explica que hasta que no se conozca la causa que afectan a las niñas del Carmen de Bolívar y hasta que no se descarte una causa orgánica, la ansiedad y deseo por resolver el asunto aumentará el stress de la comunidad. http://youtu.be/RQpgzCJQ9P0

Deja un comentario - Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s