¿Qué significa el alboroto de El Carmen de Bolívar?

Ningún alboroto, es una lucha milenaria al mejor estilo de David vs. Goliat que tiene su epicentro en El Carmen de Bolívar.  Y aunque el gobierno colombiano va ganando, eso significa poco  pues gobiernos abusadores siempre han pisoteado a sus poblaciones. La gracia o el verdadero significado sería si el gobierno pierde. Se le iría hondo, tan hondo que causaría una herida mortal Agenda-21a la Agenda 21 y Desarrollo Sostenible cuyo grito agónico estremecería a Washington y con un eco que resonaría por todo el mundo. Y la razón es que si se demuestra abiertamente que las inmunizaciones masivas dentro de La Década de las Vacunas (2011-2020) causan las reacciones adversas tan devastadoras como la epidemia de Síndrome ASIA, que ha dejado paralíticas a tantas niñas en el mundo, en Colombia y ahora en el Carmen de Bolívar, las Naciones Unidas perderían su estrategia estrella de tener acceso al cuerpo de cada habitante humano del planeta Tierra. Sus poblaciones simplemente se resistirían. Y para acceder a ese lugar tan íntimo, tendrían que usar gases tóxicos, fuerza bruta o una guerra sangrienta que necesariamente hacen de las vacunas armas muy refinadas.

¿Y por qué los gobiernos querrían sembrar algo en ese nicho tan íntimo de nuestros hijos, los seres más queridos?  Aquí toca desviarme un poco porque si lo digo escuetamente dirás que soy conspiracionista teórico. Me concentraré en cosas que puedes comprobar en cualquier parte.Colapso

Observadores atentos del devenir de la vida y algunos lectores de este blog, saben que poblaciones depredadoras como la humana tienden a colapsar el medio que sustenta su vida. El Planeta Tierra se aproxima a ese ocaso: calentamiento global, agotamiento de recursos, desastre ecológico, guerras por acceso a los mismos, crimen rampante, para solo nombrar  algunos.  Hasta el momento ninguna especie animal, vegetal o microbiana ha logrado por sí misma solucionar ese problema, el Original, el de crecer infinitamente en medio finito. Obviamente es un imposible y quien lo intenta, colapsa, o sea comete un pecado, el Original. ¿Y por qué se llama Original? Porque con solo intentarlo ya cometes un pecado y a la vez recibes tu castigo.  Todas las especies son culpables.   ¿Aún estás conmigo? Con seguridad has escuchado la fábula sobre la parejita que hablaba con serpientes de manzanas y que los sacaron del Paraíso por violar no-sé-qué ley divina. Pero si eres mamá o familiar de una niña paralizada por la vacuna del VPH no estás de humor para fábulas y por eso acabo de darte la versión verdadera. Pero hay más.

Los astrónomos dicen que el Universo es infinito y que hay millones de galaxias pero nosotros seguimos aquí anclados, agarrados unos contra otros en este parche llamado Planeta Tierra. Conviene hacernos a la idea que de aquí no va nadie pa’ninguna parte: no tenemos la tecnología. Entonces la única manera de vivir en equilibrio y armonía y que de hecho ha funcionado a lo largo de la Evolución es por medio de la neutralización mutua entre especies. Tal situación se llama ecosistema. Entonces ¿qué busca la Agenda 21 y el Desarrollo Sostenible? Que todo sea un ecosistema, neutralizándonos los humanos unos con otros, y por supuesto no de manera equitativa, democrática o justa. De hecho será muy sangrienta aunque disimulada aprovechando la ignorancia del pueblo y la corrupción de la clase política. En Colombia arrancaron las locomotoras del desarrollo de Santos y se deslizan por los rieles de los Tratados de Libre Comercio y a quien no se trepe se le tilda de subversivo. Las locomotoras tienen el mismo destino: llevar sus mercancías al mercado internacional llamado globalización, donde los que ya tienen ganan más, y los que poco tienen pierden (Mateo 25:29), o en otras palabras: que las poblaciones pobres en dinero pero ricas en recursos alimenten a los países ricos en dinero pero pobres en recursos. Pero si las poblaciones pobres crecen demasiado, agotan los recursos dejando poco para las ricas. Y es ahí donde las vacunas juegan su papel milenario de sembrar la semilla de la esterilidad en lo más íntimo de nuestros seres más queridos. Caso de complicarse en guerra, no habría soldados para librarla.

Pero nadie en El Carmen de Bolívar y menos las víctimas de la vacuna del VPH por todo el mundo NWO-dragonquieren librar una lucha milenaria que ni siquiera comprenden, y menos contra la tal Agenda 21 que escuchan por primera vez.  Sus reivindicaciones son mucho más humildes: simplemente quieren una admisión que las vacunas causaron las secuelas en sus hijas, que les garanticen su recuperación, y si no se logra, que sean compensadas por la pérdida de su salud, calidad de vida, capacidad de trabajo o esperanzas de felicidad. Nada más, nada de cambiar el mundo o clavarle la espada al dragón del Nuevo Orden Mundial (NOM).

Para el Estado colombiano y los gobiernos donde residen las víctimas les quedaría mucho más elegante ceder a las justas reclamaciones de las víctimas dejando así intacta la Agenda 21/NOM. Pero eso no va a suceder y mucho menos por este artículo, pues para revertir la posición del gobierno se necesita una lucha más profunda, una que vaya más allá de demandar por no refrigerar la vacuna milenaria. Se necesita al menos blandir la espada lista a clavarse en el corazón del Nuevo Orden Mundial.  Si se clava o no se clava, como en las películas, se  sabrá en la próxima edición. Mejor dicho, la población del Carmen de Bolívar tiene poco por perder pues el daño ya está hecho, pero sí tiene mucho por ganar y solo basta con conectar el Síndrome ASIA con la vacunación. Eso es todo.

Pero si la tenacidad de esta lucha se midiera por el número de víctimas que diligenciaron mi encuesta, podríamos declarar esta lucha perdida, y en tal caso tiremos la toalla y más bien prendan el televisor que el partido de fútbol, el reinado y la novela comienzan en media hora.

Miren el video de Bill Gates aquí.

Anuncios

7 thoughts on “¿Qué significa el alboroto de El Carmen de Bolívar?

Deja un comentario - Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s