‘Dolor de Espalda’ en afectadas vacuna VPH, Carmen de Bolivar.

Investigación Original

Por Pompilio Martínez, M.D.
Exalumno, Facultad de Medicina, Universidad Nacional de Colombia
Exinvestigador, Instituto Nacional de Salud, Bogotá, Colombia


Se analizó el síntoma ‘dolor de espalda’ en 62 niñas y mujeres afectadas de la vacuna del VPH, 56 encuestas provienen del Carmen de Bolívar, Colombia, 5 del resto del país y una niña de México. En general se encontraron manifestaciones variables de picada, corrientazo, o dolor constante que fue intenso, exacerbado por actividad física, posición y stress, aliviado por medicamento, descanso o cambio de posición. El dolor se origina en la columna vertebral o es bilateral (ambos lados). Síntomas que le acompañaron fueron dificultad al moverse, interferencia con el sueño y dolor neuropático como ciática. No se indagó si el dolor de espalda era lumbar o torácico. En general, este dolor muestra un patrón inflamatorio e irritativo que puede ser nociceptivo pero también neuropático, sin excluirse mutuamente. Cada paciente debe evaluarse por individual porque el compromiso de estructuras esqueléticas como articulaciones y músculos puede predominar en unas pacientes mientras otras pueden sufrir desmielinización de raíces nerviosas a su salida de la médula ósea en la columna vertebral (polirradiculopatía). Un ejemplo de esta última es la niña mexicana quien fue diagnosticada con Síndrome de Guillain-Barré. Se debe profundizar el estudio de esta enfermedad primero eliminando el dictamen de ‘Psicogenia Masiva’ hecho por el Ministerio de Salud que facilita a las aseguradoras de salud vulnerar el derecho ciudadano a la salud de muchas colombianas.


Esta es la tercera entrega de los resultados de la encuesta de síntomas. Las dos anteriores corresponden a:


Participantes.  Además de las 54 pacientes del Carmen de Bolívar ya reportadas para el síntoma de dolor de cabeza, se incluyeron 2 nuevas encuestas de la misma población. Seis (6) encuestas se adicionaron, 5 provenientes de otras ciudades de Colombia: 3 de Bogotá, 1 de Cartagena y 1 de Bucaramanga. Una niña de 10 años de Sonora, México allegó su encuesta (¡gracias!) completando un total de 8 encuestas nuevas en esta entrega. Sabemos que hay pacientes adicionales en Cali, Medellín, Barranquilla, Sincelejo, Huila aunque sus encuestas no llegaron al momento de preparar esta entrega.

Posibles efectos al incluirse nuevas encuestas. Cuatro (4) encuestas son de mujeres jóvenes lo cual aumenta ligeramente el promedio de edad del grupo reportado de 14,5 años (desviación estándar 2,1) en 54 niñas del Carmen de Bolívar. La niña mexicana recibió Gardasil en la primera dosis y Cervarix en la segunda dosis de la vacuna. Dos de las mujeres colombianas recibieron tres dosis de la vacuna Gardasil lo cual puede elevar el porcentaje de pacientes cuyos síntomas aparecieron en la 3ª dosis. Consideraciones metodológicas adicionales aquí.

backstructure2
Estructuras donde puede originarse dolor inflamatorio nociceptivo o neuropático.

Patrón de Síntomas. El dolor de espalda fue experimentado en un 78% de las pacientes según cuestionario de la página 8 de mi encuesta. Comparado con síntomas indagados en la página 5, este síntoma ocuparía la posición 19 después de otros más prominentes. Se analizó porque no fue indagado en la página 5 y porque estructuras como el raquis puede ser el origen de dolor neuropático según se informó en este artículo.

freq-backpainFrecuencia y Localización. Se indagó por la frecuencia del síntoma “dolor de espalda”. El 36% lo reportó como constante y el 22% como diario; sumando a 48% el porcentaje de pacientes que experimentan dolor de espalda cotidianamente. El 48,5% dijo experimentar dicho dolor ambos lados de la espalda y el 28,2% señaló ‘eje central’ que fue el término utilizado en la encuesta para significar dolor en la columna vertebral. Una minoría equivalente al 9% dijo experimentar el dolor preferencialmente a un solo lado.

Los dolores de espalda pueden ser originados en músculos, huesos, articulaciones, nervios, piel, al igual que dolores viscerales profundos y referidos de otros órganos. En el espectro de síntomas originados por estímulos inflamatorios como la vacuna cabe indagar fenómenos de fatiga muscular, daño al músculo, dolor articular vertebral, irritación de raíces nerviosas dorsales al salir de la columna o también dolor referido de otras estructuras aledañas o vísceras profundas como corazón, pulmones y grandes vasos. Igualmente la sensibilización de la piel al contacto con superficies como la cama, lecho o hamaca suele caracterizar a las pacientes diagnosticadas con ‘fibromialgia’ quienes además se caracterizan por tener 11 puntos o más dolorosos en la superficie dorsal acompañado de perturbaciones del sueño.

A pesar que este patrón mayoritario de síntomas consistente en dolor cotidiano, bilateral y de la columna puede originarse en estructuras neurales, musculares, óseas, articulares o piel; es difícil establecer un diagnóstico pues cada paciente debe evaluarse independientemente y tener en cuenta sus otras manifestaciones clínicas.

backpain-IntensityIntensidad del dolor y cualidad. Se preguntó por la experiencia subjetiva o cualidad de dolor de la cual se esperan respuestas variables. La tercera parte de los pacientes lo explicaron como un dolor constante, que puede también experimentarse como picada o corrientazo, un menor porcentaje lo explicó como palpitante e intermitente.

Al indagar por la intensidad del dolor, una tercera parte lo describió como muy intenso (9-10 en la Escala Visual Analógica) y otra tercera parte lo describió como moderamente intenso (6-8). En conjunto esto equivale al 64% de las pacientes reportando un dolor intenso  experimentado cotidianamente, bilateral y que puede ser constante, picada o corrientazo.

backpain-BWFactores aliviantes o exacerbantes.  Al indagar sobre los factores que pueden intensificar el dolor, la posición y actividad sumaron el 82% de las respuestas. El contacto con superficies fue solo el 12,5% y también hubo pacientes que señalaron factores exacerbantes como ‘la crisis’, stress y la escuela. – En una tercera parte de las pacientes, los medicamentos fueron utilizados para aliviar el dolor (37,5%), el descanso (36%) y cambio de posición (17,2%). Otras pacientes mencionaron otros medios para aliviar el dolor como el ejercicio, masaje y la oración.

La posición y actividad como intensificadores del dolor, y por el contrario el alivio con cambios de posición, descanso y uso de medicamentos, ratifican nuevamente el carácter orgánico del síntoma que se aleja sustancialmente del dictamen del Ministerio de Salud de ‘trastorno psicogénico masivo’. Por otro lado, dicho patrón platea un mecanismo nociceptivo consistente con dolor muscular por fatiga, dolor articular por inflamación. Por el contrario, si se asocia a hipersensibilización de la piel al contato con superficies como el lecho, cama o hamaca puede invocarse un mecanismo neuropático. Distinguir entre estos deberá hacerse en cada paciente individual a través de una consulta médica tradicional sobre todo en la era de la “Medicina Personalizada”.

Comienzo de los síntomas y progresión. backpain-OnsetSe preguntó sobre si el síntoma estaba antes de la vacunación o luego de alguna de las dosis de la vacuna. Solo un 1,5% de las pacientes manifestaron haber tenido este síntoma antes de la vacunación. El 23% lo comenzó a sufrir luego de la primera dosis; el 56% luego de la segunda dosis (2) y un 4,7% luego de la tercera dosis. Esto suma un 84,5% de las pacientes que tuvieron el síntoma luego de alguna de las dosis de la vacuna. Hubo encuestas que dejaron en blanco dicha casilla. Un 47% de las pacientes dicen que el dolor de espalda ‘sigue igual’ y un 12,5% dice que ha empeorado. Un 14% dice que el síntoma ha mejorado.  – En resumen, el dolor de espalda fue un síntoma que apareció luego de alguna de las dosis de la inmunización con la vacuna del virus del papiloma humano (VPH). Más de la mitad de las pacientes comenzó a experimentarlo luego de la segunda (2ª) dosis en total concordancia con un mecanismo mediado por auto-anticuerpos que se elevan por refuerzos vacunales (respuesta humoral secundaria).

addsympt-backpainSíntomas asociados.  Se indagó por síntomas que acompañan al dolor de espalda: se encontró que 48,5% reportó dificultad al movimiento y algunas pacientes manifestaron dificultad  o imposiblidad de caminar. Dificultad para dormir se encontró en el 40,1%  de las encuestadas lo cual sugiere asociación con fibromialgia, entre otros trastornos. Un 47%  de las pacientes encuestadas manifestaron sufrir ‘ciática’ o corrientazo que baja por las piernas. Es importante recordar que los dolores paroxísticos experimentados como ráfagas o dolores eléctricos son netamente neuropáticos, es decir, por daño directo al nervio.

Se dejó espacio para que las encuestadas anotaran síntomas no tenidos en cuenta en esta encuesta de selección múltiple. Entre ellos figuran:


Encuesta 128715
La niña se cae frecuentemente

128715

Encuesta CMQP
Del dolor hay días que no puedo caminar.

 CMQP

Encuesta 171092
Camina con frecuencia coja

171092

Encuesta 17915
La jóven se ha vuelto muy nerviosa y estresada.

 17915

Encuesta 360142884
El dolor depende de la posición.

 360142884

Encuesta COL-ECB-Bog
Actualmente dolor a nivel lumbar que empeora con ejercicio. Presenta flacidez muscular, pérdida de la fuerza en piernas. NO PUEDE CAMINAR POR SI SOLA, pérdida del equilibrio.

 COL-ECB-Bog

Encuesta COL-DE-Bog
Mejoró un tiempo (desapareció por unos meses) y luego regresó.

COL-DE-Bog

Encuesta 1452-26
Ya estaba presente pero se volvió constante.

 1452-26
Encuesta 5165-MPF
El estar mucho tiempo sentada le intensifica el dolor.
 5165-MPF

DISCUSIÓN

El síntoma ‘dolor de espalda’ evaluado por sí solo demuestra una amplia variedad de manifestaciones. Su heterogeneidad sugiere lesiones esqueléticas musculares, óseas, articulares al igual que de estructuras nerviosas, cutáneas e inclusive linfáticas y vasculares. La gran mayoría de los síntomas son de reciente aparición asociados a la primera y segunda dosis de la vacuna del virus del papiloma humano (VPH) Gardasil, especialmente exacerbados por el refuerzo vacunal, el cual es completamente compatible con una respuesta secundaria de anticuerpos.

Dentro de las manifestaciones se destaca el componente inflamatorio con predominio de síntomas que empeoran con la actividad, postura y stress pero que mejoran con anti-inflamatorios, descanso y cambios de postura. Igualmente, hay síntomas asociados de fatiga muscular, interferencia con el sueño, marcha y actividades cotidianas como asistir a la escuela. La utilización de medidas apaciguantes como la ‘oración’ sugiere que la población ha sido abandonada a su suerte. En conjunto, esta presentación clínica es compatible con lesiones orgánicas de aparición epidémica asociadas temporalmente al estímulo inflamatorio de la vacuna Gardasil cuyo adyuvante Hidróxido de Alumino ha sido asociado al Síndrome ASIA o Síndrome Autoinmune / Inflamatorio Inducido por Adyuvantes según estudios del Dr. Yehuda Shoenfeld.

Recientemente el Dr. Juan Manuel Anaya del Centro de Estudio de Enfermedades Autoinmunes (CREA) describió 3 pacientes colombianas que presentaron enfermedades reumatológicas consistentes en lupus, artritis reumatoidea y entesitis asociada al genotipo HLA B-27. Esta última paciente presentó dolor de espalda y torácico severo asociado a dolor articular de rodillas. Siendo portadora de un gene asociado a Espondilitis Anquilosante que afecta el raquis de varones portadores de este genotipo, demuestra que un estímulo inflamatorio como la vacuna Gardasil puede disparar enfermedad autoinmune en aquellas pacientes con susceptibilidades genéticas e inclusive ambientales. De allí que Anaya y colaboradores (2015) recomienden un enfoque personalizado a la hora de vacunar.

En la serie de 54 niñas afectadas por la vacuna VPH en Dinamarca, la doctora Louise Brinth no encontró dolor raquídeo o dolor de la espalda dorsal como síntoma sobresaliente. Por el contrario el dolor neuropático ocupó la posición número 12 en frencuencia de síntomas. En 19 niñas del Carmen de Bolívar y 2 mujeres informado en este blog, encontramos múltiples dolores que según el cuestionario S-LANSS calificaban como dolor de origen predominantemente neuropático. Estos antecedentes apuntan a la posibilidad que el dolor de espalda experimentado por una tercera parte de los pacientes como picada, de marcada intensidad, asociado a ciática y que se exacerba por movimiento, actividad o postura y se alivia por descanso o cambios de posición sea neuropático o por irritación de raices nerviosas a su salida de la columna vertebral.

El carácter epidémico de síntomas inflamatorios o neuropáticos en esta población de la costa caribe colombiana sugiere la presencia de factores de riesgo poblacionales ausentes en ensayos clínicos de la vacuna aprobada por la FDA (Food & Drug Administration).  Alternativamente, es posible que la vacuna aplicada en poblaciones del Tercer Mundo sea DIFERENTE en composición de la utilizada en ensayos clínicos fase III. Es probable que existan cambios de lote ya sea intencionales o no intencionales como los observados en vacunaciones como la de la influenza porcina en los EE.UU. en 1976.  Es importante recordar que el cáncer del cuello uterino es una enfermedad en vía de extinción y por lo tanto no amerita un enfoque agresivo como el utilizado para impulsar la vacuna del VPH. Por el contrario, vacunas anticonceptivas con eficacia en el tracto reproductivo femenino y masculino irán cobrando interés pues vivimos en un mundo superpoblado con desastre medio-ambiental, agotamiento de recursos, y colapso de la sociedad pacífica que implica esterilización forzada y clandestina de poblaciones siguiendo parámetros como los esbozados en la Agenda 21 o Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Nótese que una vacuna contraceptiva tendría eficacia precisamente donde actuaría la vacuna contra el virus del papiloma humano. En otras palabras, la prevención contra el virus del papiloma humano sucede en el mismo órgano donde se neutralizaría a un espermatozoide u óvulo fecundado: en el tracto reproductivo femenino. Aunque también los varones podrían ser víctimas.

Los eventos adversos observados pueden ser atribuíbles a componentes del virus del papiloma humano, al adyuvante, a contaminantes de la vacuna o a moléculas agregadas clandestinamente. Alternativamente pueden existir susceptibilidades genéticas o ambientales en la población vacunada disparadas por la vacuna. De cualquier manera la respuesta inflamatoria y autoinmune por hipersensibilidad tipo II ocasiona síndromes de dolor neuropático y nociceptivo que encajan bien en el Síndrome ASIA.


AGRADECIMIENTOS

A las pacientes, niñas y mujeres participantes de todas las edades. A las madres y líderes comunitarias, en especial María Rivera, Blanca Victoria Sabagh, Candelaria Montes Romero, Zamira Peñaloza Correa y Héctor Miranda.

Anuncios

8 thoughts on “‘Dolor de Espalda’ en afectadas vacuna VPH, Carmen de Bolivar.

Deja un comentario - Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s