Resultados (video) de la investigación de la Universidad de Cartagena de las niñas vacunadas del Carmen de Bolívar (2018).

Recién me enteré de la conferencia del Profesor Jesús Olivero Verbel, Ph.D. quien lideró la investigación en las niñas vacunadas realizada con dineros de la gobernación de Bolívar. El Dr. Olivero Verbel es un profesor de la Universidad de Cartagena galardonado por documentar el impacto de la minería extractiva sobre la biodiversidad de la fauna colombiana.

Es notable el error de la Universidad de Cartagena al encomendar una investigación médica a un profesional sin las credenciales para una tarea tan delicada. Corre el riesgo de enlodar el nombre propio y el de uno de sus profesores favoritos. – O quizás es un intento de negación plausible pues al no ser médico no se espera que su investigación tenga ese rigor.

Ya había criticado el informe oficial de la Universidad de Cartagena pero el formato de conferencia se presta para una aproximación menos tediosa.

Presentación de la investigación hecha por el grupo de toxicología ambiental en una muestra de niñas afectadas por la vacunación con Gardasil en el 2013-2014. Es el segundo informe fraudulento

Este estudio intenta investigar médicamente a las afectadas por la vacuna VPH del Carmen de Bolívar en el 2013-2014. Comenzando la presentación se observan claros esfuerzos de irrelevancia, ocultamiento, sesgo, tergiversación, deshonestidad, falta de transparencia, autocensura, pobre diseño experimental, ningún interés de entender las anormalidades, conclusiones apresuradas, recomendaciones sin base científica y otras tantas anomalías que anotaré.

Sobresalen las siguientes. Se niegan explícitamente las anormalidades, se evita mencionar las bases inmunológicas aunque sí se admiten alteraciones inflamatorias, se evita mencionar los diagnósticos correspondientes o se evita investigarlos con mayor profundidad, y en su lugar se sugiere intervenir terapéuticamente sin hacer un diagnóstico diferencial, sindromático o mecanístico. No hay correlación fisiopatológica.

Para explicar el origen de las anormalidades se trata de culpar a unos genes escogidos a dedo, o a los apellidos de las familias afectadas, a los antecedentes de violencia en la región diciendo que esto puede causar cambios epigenéticos, a darle énfasis a hipótesis ya descartadas como la intoxicación de plomo para evitar mencionar lo importante, o darle un contexto psicológico a las anormalidades de tal manera que las causas orgánicas de la enfermedad se mezclan con las consecuencias psicológicas dejando la impresión que podría ser al revés, es decir que es un trastorno psicosomático de posible origen genético o epigenético que se manifiesta orgánicamente de manera desconocida. Y se desconoce por la falta de admisión de anormalidades, se evita nombrar el diagnóstico y más bien se disfraza con una necesidad de intervenir.

Un ejemplo. Un ejemplo son los datos de la enzima muscular Creatina Kinasa que se encontraron más bajos en las niñas con historia de síncope-convulsión (‘crisis’). No se pone en contexto de la denervación por desmielinización nerviosa y la posible atrofia muscular como lo revelan los síntomas de parestesias y debilidad muscular encontrados por el INS (Tabla 11 y 12) y nuestra encuesta de síntomas, sino se presenta como ‘un problema de masa muscular’. Esta tampoco se investiga con métodos más sensibles, específicos o mejor aceptados sino se recomienda un régimen de ejercicio a pesar del riesgo que pueda conllevar a personas intolerantes a cambios súbitos de posición y quienes pudieran accidentarse al hacer ejercicio. Es una manera indirecta de decir que la masa muscular es baja, sin comprobarla ni refutarla, sin diagnosticarla ni explicar su origen y más bien enmascararla como una acción médica de mejorar con maniobras potencialmente peligrosas.

Políticas nacionales como un mico en una investigación académica. Durante la charla y también en el informe existen acciones investigativas alejadas de lo más importante que es conocer la enfermedad de las niñas. Se recaba información en ciudadanos comunes y corrientes de 2 municipios para averiguar aspectos accesorios como actitudes, conocimiento y percepciones sobre el proceso de vacunación, impactos negativos y positivos, disposición a vacunarse y obligatoriedad de la vacunación contra el VPH y otras. Esta parte de la investigación parece obedecer al desespero del Estado en buscar maneras de aumentar las tasas de vacunación que han bajado notablemente en esta región. Se utilizaron dineros departamentales que debieron redundar en beneficio de las niñas pero paradójicamente se gastaron en asuntos de políticas nacionales de interés ministerial dejando en evidencia un mico (*) en una investigación académica y departamental.

(*) Mico. Trampa que realizan los legisladores para hacer pasar de manera inadvertida leyes que por lo general benefician intereses privados en detrimento de lo público.

Diccionario de colombianismos – SoHo

A continuación comentaré la conferencia en el mismo orden en que el Profesor Olivero presenta hallazgos y conclusiones. Se incluye un enlace al minuto que menciona el hallazgo.

00:00 – El video comienza con la intervención del Defensor del Pueblo de Bolívar Roberto Vélez. Se observan sentados de izquierda a derecha el Rector de la Universidad de Cartagena Edgar Parra Chacón, Secretario de Salud del Carmen de Bolívar Luis Padilla, el Profesor Jesús Olivero Verbel y otra persona por el momento sin identificar.

00:30 – En el podio toma la palabra el Profesor Olivero Verbel quien describe los antecedentes de la investigación y su equipo de profesionales.

01:40Objetivos del convenio. Plantea la controversia y promete que ahora sí se va a conocer el verdadero estado de salud de las niñas 

03:00 – Nombra el objetivo específico de percepción que tienen la comunidad, entes administrativos y trabajadores de salud.

04:00 – Nombra el objetivo de elaboración de bases de datos. Es un buen objetivo pero hasta el momento la lista de afectadas no se ha compartido con organizaciones civiles que buscan salud y justicia.

04:30 – Nombra el objetivo de investigar metales pesados. Reconoce que hay manifestaciones neurológicas en las afectadas que podrían ser causadas por la intoxicación de metales pesados. Esto ya lo había descartado el INS en su investigacón de brote. Sin embargo no se investigan mecanismos autoinmunes que pueden explicar mejor las manifestaciones neurológicas y se conecta con la imunización que fue el factor común entre las víctimas.

05:30 – Nombra el objetivo de análisis bioquímico en sangre para tener una idea general. Significa que no hay hipótesis. Es decir, los investigadores ni siquiera intentan descartar la lista de trastornos según su revisión de la literatura y efectos adversos de la vacuna VPH (capítulo 2 del informe).

Incluir una encuesta de opinión es irrelevante para la salud de las afectadas y es equivalente a un mico legislativo. Se hizo uso indebido de recursos departamentales para indagar datos de pertinencia de políticas nacionales de entidades que tienen sus propios presupuestos.

06:00 Resultados de la encuesta de percepción en el Carmen de Bolívar y San Juan de Nepomuceno. Examina el grado de indoctrinamiento de la comunidad sobre la vacuna VPH (uso, beneficios, efectos nocivos) y grado de resistencia a la vacunación (mirar informe). Esto no ayuda a conocer la enfermedad orgánica de las niñas, sin embargo ayudaría al gobierno a encontrar un talón de Aquiles que permita vencer la resistencia a vacunarse en esta región. Similares encuestas deben estarse realizando en el resto del país. Dicha encuesta estaba lista y validada para ser utilizada al momento de firmarse el convenio (mirar informe). ¡Qué conveniente!

09:00Resultados Bases de Datos. Lista de 8 bases de datos que luego de consolidarse dará origen a una lista maestra de afectadas. No se ha compartido con las organizaciones civiles que buscan salud y justicia social.

10:20Evaluación clínica de una muestra de pacientes (n = 283). Menciona limitaciones de investigar el universo de afectadas. Seis pediatras de sexo femenino evaluaron a las afectadas de manera bien organizada.

Olivero habla que no hubo síncope-convulsión en tales consultas pero da indicios que sí las hubo durante la toma de muestras que cursó con algo de hacinamiento (mejor explicado en el informe). Esta es un admisión que hay estímulos gatillo del fenómeno disautonómico aunque no se le nombra como tal. Es el mismo fenómeno que el Ministro Gaviria decía que era una histeria contagiosa. Es debido a condiciones de stress social en recinto cerrado con temperaturas altas, ruido y poca ventilación en aulas escolares.

12:16Infografía. Datos demográficos de niñas afectadas en promedio de 16 +/- 2.2 años, recibieron en su mayoría 2 dosis de Gardasil.

13:10Evaluación de pediatras. Presenta una tabla con hallazgos burdos, demasiado cualitativos y carentes de valor diagnóstico.

14:42Conjunto de síntomas de dolor de pecho, dificultad respiratoria (disnea), síncope y su relación con la ‘crisis’. Desencadenamiento del síncope por situaciones de stress y hacinamiento. Olivero dice que la idea es disminuir tales situaciones para evitar el síncope.

En el informe aparece la siguiente apreciación con respecto al síncope:

¨…es el problema más importante y urgente, que debe ser debidamente atendido en las adolescentes que lo padecen…”

Página 99 del Informe de la Universidad de Cartagena

Nótese la parquedad de información con respecto a la anormalidad que los investigadores consideran de mayor importancia y prioridad. No se explicó que este conjunto de síntomas y signos son debidos al daño de los nervios del sistema autonómico y por lo tanto su nombre es disautonomía. Tampoco se explica cómo el daño de nervios que tienen su origen en el encéfalo, atraviesan el cuello e inervan a estructuras pulmonares, grandes vasos, corazón, músculo diafragma y pared torácica al sufrir desmielinización pueden producir esta constelación de síntomas. Tampoco se explica cómo los nervios al fallar para mantener la presión sanguínea y actividad cardiaca dan origen al colapso circulatorio por poca irrigación cerebral y síntomas de desvanecimiento (presíncope) y desmayos (síncope). No se discute su relación con el Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática (POTS). No se cuestiona el mecanismo de las convulsiones por el momento sin explicación clara. Tampoco se propone cómo investigar a éstas pacientes, qué tipo de exámenes lo confirmarían. El vacío es más notable porque años atrás habíamos explicado esta fisiopatología para el síntoma ‘dolor de pecho’ según la encuesta de síntomas publicada en mi blog.

17:22Examen físico neurológico, escala de coma de Glasgow, valoración de actitud, afecto, y nervios pares craneales.

El examen neurológico es del tipo utilizado en una sala de urgencias para atender trauma. La escala de coma de Glasgow es para estimar daño neurológico severo como el trauma craneoencefálico de una víctima de accidente automovilístico con pérdida total o parcial de la conciencia. O de alguien golpeado y atracado en la calle, o de un borracho encontrado inconciente en un parque. Se dice que las niñas pasaron estas pruebas. ¡Por supuesto! Ellas no sufrieron accidentes, no fueron asaltadas o estaban pernoctando embriagadas en un parque. Si los investigadores consideran relevante dicha evaluación debieron haberla hecho en la fase ictal o post-ictal inmediatamente luego de ‘una crisis’ tonico-clónica. El resultado hubiese sido dramáticamente diferente evidenciando el daño severo al cerebro. – En la parte inferior de la proyección se observa que 3 niñas con alteraciones de nervios pares craneales no se estudiaron. Esas niñas sin duda sufren de una neuropatía de origen central seguramente asociado a encefalomielitis o neuritis óptica a causa de la vacuna. Se ignoraron adrede porque en el informe oficial tampoco se detallan. Quizás en el minuto 19:15 se alude a las mismas que fueron remitidas a neurología pero no se atendieron.

18:15 – Gráfico de síntomas principales por frecuencia en niñas con diagnóstico de paciente sano (18:24). Incluye cefalea, dolor torácico, disnea, síncope, palpitaciones en más del 70% de las afectadas que paradójicamente tienen la impresión diagnóstica de paciente sano. Se supone que hay otro grupo de afectadas con diagnóstico diferente. ¿Dónde están esas?

Es el mismo conjunto de síntomas relatado en el minuto 14:22 asociados a disautonomía pero por segunda oportunidad se ignora tal diagnóstico. Dice Olivero que es un fenómeno reportado en otros países pero lo deja a nivel de fenómeno como si no tuviera nombre. Nótese en la parte inferior que las afectadas tienen la impresión diagnóstica de paciente sano a pesar que más del 70% de ellas manifiestan síntomas y el signo de síncope que son francamente anormales. Según él esos síntomas y signos son un fenómeno de gente sana.

19:15Remisiones para ser evaluadas por otro especialista en Nutrición (20:00), Psicología (20:30), Psiquiatría (21:45).

Nótese que se escogen a las afectadas con sospechas de trastornos que no revelan la causa de la enfermedad. De entrada se sabe que la enfermedad de las niñas vacunadas no fue por desnutrición ni por sufrir trastornos mentales. ¿Acaso no necesitan ayuda en esas áreas? Claro que sí pero eso no aclara la causa de la enfermedad. Recordemos que esta era una investigación. La atención en salud debe estar a cargo de los proveedores como hospitales y clínicas (IPS) cuyos servicios son reembolsados por las aseguradoras (EPS). Atenderlas no era parte de la investigación. Si lo era, entonces hay grandes vacíos en otras áreas.

Es posible que la vacuna VPH cause el trastorno nutricional según lo sugieren los reportes ESAVI de trastornos gastrointestinales. Por ejemplo en Australia que fue el primer país en inyectar Gardasil (2007), se han reportado 1355 casos de trastornos gastrointestinales ante la DAEN-TGA (Database of Adverse Event Notifications – Therapautic Goods Administration, rango 2006-2019). Es posible que el daño producido por la vacuna VPH sobre el sistema autonómico y páncreas pudiera hacer que ciertas niñas presenten desnutrición de causa orgánica a pesar de tener ingestas calóricas normales. De ser así, los investigadores de la Universidad de Cartagena debían averiguar las causas de desnutrición de las afectadas y documentar si era por causa autonómica, pancreática o cualquier otra (naúseas, vómitos, inapetencia, diarrea, constipación, intolerancia, alergia alimentaria, etc).

También nótese que las 4 niñas remitidas a neurología no fueron atendidas. ¿Por qué si solo eran 4? Porque la evaluación de esas niñas podría haber arrojado datos de la enfermedad la cual se quiso ocultar. Igual se hizo con las de hematología, ginecología, fisiatría, etc. Remitidas pero no atendidas, recibieron el boleto para un tren que no partió. Engaño.

Tal vez el único hallazgo interesante y que Olivero destaca es el trastorno mental debido a enfermedad médica. Es decir, hay niñas que sufren de depresión causada por la enfermedad médica que sufren. ¿Cuál enfermedad? No dijo pero se presume que la causada por la vacuna VPH. ¿Qué diagnósticos? Tampoco dijo. Algunas sufrirán crisis (síncope-convulsión), otras síncope aislado, otras no podrán caminar, otras deben tener neuritis óptica. Pero no dijo los diagnósticos ni tampoco fueron informados a los padres. O sea que hay una admisión de enfermedad psiquiátrica por enfermedad médica pero quedó en abstracto. ¿Cómo hizo para cubrir ese vacío? Como lo hará en el resto de la conferencia: olímpicamente saltándose el diagnóstico y concluyendo la necesidad de atención e intervención. Pasó directo a la solucionática sin detenerse primero en la problemática.

23:22Hemograma: Anemia, Leucocitos, Eosinófilos

La interpretación del cuadro hemático lo explica de la misma manera que la nutrición. Es decir, lo presenta como un problema de salud mas no como un problema para entender su causa. Abandona la investigación para tomar el rol de curandero. Así la anemia no se investiga si es por periodos abundantes a causa de trastornos menstruales postvacunación (menorragia), o si es por defecto plaquetario por púrpura trombocitopénica autoinmune que causa sangrado excesivo. No. Lo presenta como un problema de mejorar la dieta y aumentar los aportes de hierro.

Un 30% de las niñas tuvieron leucocitosis con gran proporción de eosinofilia (36%). Aquí sí dijo que era anormal y lo atribuyó a factores externos pero no los investigó. Mencionó al biológico o sea a la vacuna Gardasil como uno de esos factores (25:10). No se examinó parasitismo intestinal que puede explicarlo, ni se hicieron pruebas de alergia a ácaros u otros alergenos ni se exploró si había una correlación con las niñas más sintomáticas desde el punto de vista neurológico. El esfuerzo diagnóstico fue minimalista. Se concluyó que es un asunto que necesita intervención. Curandero.

26:00Dos grupos de afectadas, sin síncope (1, n=16) y con síncope (2, n=111). Explicación de la presión sanguínea diastólica y Creatina Kinasa en suero.

Presión Sanguínea Diastólica. Encuentra que las afectadas con síncope tienen presión diastólica de 4 mm Hg más elevada que en las afectadas sin síncope. Un hallazgo interesante. Confiesa que no sabe la causa pero tampoco se atreve a lanzar una hipótesis, la cual es importante para conectar con los demás hallazgos. La mia es que las afectadas con síncope liberan más adrenalina y por lo tanto hay mayor activación de vasos de resistencia de calibre mediano elevando ligeramente la presión arterial. La investigación de catecolaminas en orina pudiera dar una pauta. Lo mejor sería confirmar las alzas tensionales utilizando mediciones repetidas con monitor de signos vitales calibrado y comparación en población sana. Llevar un registro de episodios de síncope en las afectadas para correlacionar con hallazgos de metanefrinas urinarias.

Creatina Kinasa (CK o CPK). Olivero Verbel comenta lo que él considera uno de los hallazgos más originales y novedosos de esta investigación. Encontró que los valores de la enzima Creatina Kinasa en sangre eran más bajos (80,9) en las niñas que sufren síncope-convulsión versus aquellas que no lo sufren (97,8) cuya diferencia fue estadísticamente significativa. Explica que tal diferencia es atribuíble a que las afectadas con síncope-convulsión (crisis) tienen actividad muscular más baja. Esto es quizás lo más sensato que haya dicho en toda la charla. Sí, es perfectamente posible que esa sea la razón. Las afectadas con síncope-convulsión serán aquellas más enfermas, las más depresivas, en mayor riesgo de suicidio, las que permanecen más en cama, asisten menos a la escuela y van más al médico. Todas estas correlaciones están ausentes pero son importantes para apreciar el verdadero significado de su hallazgo; al igual que para entender la causa de la enfermedad y su impacto de salud, en educación, laboral, emocional. – Pero la interpretación se queda corta porque no compara contra niñas no vacunadas y normales de la población general del Carmen de Bolívar ni utiliza otras mediciones de masa muscular. O sea que sus datos todavía no alcanzan un estándar científico. Olivero Verbel dice que ya dispone de una prueba diferente a la historia de síncope para predecir quienes van a sufrir síncope. Pero no ha presentado datos de sensibilidad y especificidad en curvas ROC (Receiver Operator Characteristic) que permitan conocer el punto de corte para saber si la niña pertenece al grupo de baja o normal masa muscular. Lo mejor que podemos esperar es que aproveche las reservas presupuestales para que termine este aspecto de la investigación y publique sus datos en una revista científica. Ojalá lo haga. De todos modos, termina como cualquier curandero en plaza de mercado. Recomienda hacer ejercicio en niñas que muestran intolerancia ortostática a riesgo de lastimarse y sufrir trauma craneoencefálico. En la comunidad es sabido que estas niñas no pueden salir a la calle solas, se desmayan en cualquier parte y cuando lo hacen necesitan de 3 socorristas. Así está consignado en el informe y ahora Olivero las manda ¡a hacer ejercicio!. ¡Qué peligro!

Niñas del Carmen de Bolívar que han sufrido síncope-convulsión (‘crisis’) en lugar público. Necesitan ser socorridas por 2 o 3 personas para evitar traumatismos y otras lesiones durante las pérdidas súbitas de conciencia. El investigador de la Universidad de Cartagena Dr. Jesús Olivero Verbel recomienda ejercicio para aumentar su masa muscular aún sin diagnosticar el trastorno que les produce colapso circulatorio.

34:20Genes investigados, culpando a la genética, exonerando a la vacuna.

De los ~20.000 genes que tiene el genoma humano, Olivero Verbel presenta 4 escogidos a dedo y que según la literatura médica se han asociado a enfermedades similares a los de las niñas vacunadas. Escogió 3 enfermedades autoinmunes y una enfermedad psiquiátrica. Cualquiera que saliera positiva le daría pié para culpar a los genes y de paso incluir un mecanismo autoinmune o causa psicológica.- Dentro de las autoinmunes está la Esclerosis Múltiple que es una enfermedad desmielinizante del Sistema Nervioso Central, la otra es el Síndrome de Guillain-Barré también desmielinizante pero del Sistema Nervioso Periférico y la otra es Artritis Reumatoidea que afecta las articulaciones. Seguramente tuvo dificultad de encontrar un gen asociado al lupus que hubiese sido conveniente para culparlo de la muerte de 3 niñas vacunadas. La enfermedad psiquiátrica escogida fue Depresión Mayor. Esta última es interesante porque minutos atrás ya había demostrado que 10 de ellas sufrían depresión por enfermedad médica o sea secundaria a la enfermedad post-vacunal.

Sin importar la contradicción, hace un intento de culpar a los genes que las niñas heredaron de sus padres y así exonerar a la vacuna. Unos investigadores chinos habían reportado que el cambio genético TT del gen Tef estaba ligeramente más aumentado en chinos con Depresión Mayor (78.1% de los chinos depresivos lo portaban mientras que solo el 60.4% de los sanos lo tenían, una diferencia de menos del 20%). Olivero Verbel encontró que un 81,5% de las niñas afectadas del Carmen de Bolívar portaban ese gen pero no investigó qué porcentaje tienen las colombianas sanas. O sea que no tiene contra quién comparar en la población colombiana. De todos modos esa variante o polimorfismo genético por ser mayoritario parece ser el normal en una población tradicionalmente muy alegre. En el minuto 36:25 el mismo Olivero reconoce el vacío de su argumento. En los demás genes asociados a enfermedad autoinmune no encontró nada. Es decir sus intentos de culpar a los genes fueron fallidos.

36:50Metales pesados Mercurio y Plomo en sangre. Comprueba que esta hipótesis introducida por el toxicológo Camilo Uribe Granja no se sostiene, de todos modos ya había sido descartada por el Instituto Nacional de Salud en el 2014-2015. Es una manera de justificar el título del convenio ¨…para investigar los factores biológicos, ambientales, sanitarios y sociales…¨.

39:20Marcas cutáneas por intentos de suicidio. Muestra fotografías de marcas cutáneas en antebrazo (muñeca) por intentos de suicidio.

No se correlaciona con la enfermedad de base, como presencia de ‘crisis’, o con diagnóstico por psicología o psiquiatría. No se correlaciona con valores de Creatina Kinasa. No hay un intento de elaborar una narrativa con sus propios hallazgos. Se intuye que las niñas deben sufrir una enfermedad de base para recurrir al suicidio (21:45) pero solo se presenta un rompecabezas que debemos armar con sus fragmentos.

41:10Gráfico de apellidos. Nuevo intento de culpar a los genes y por lo tanto exonerar a la vacuna VPH. Si su hipótesis era susceptibilidad a enfermedad autoinmune debió presentarlo o investigado como tal pero no lo hace porque sería admitir que las niñas sufren una enfermedad autoinmune.

43:00 Quelaciones de plomo. Presenta datos que muestran lo erróneo de haber realizado un procedimiento invasivo para disminuir concentraciones relativamente bajas de plomo en las afectadas. Totalmente de acuerdo, no se debió haber quelado a las niñas. No menciona pero tampoco se debió haber tomado rayos X para diagnosticar saturnismo.

44:14Conclusiones generales y recomendaciones.

  1. Admite que algunas niñas han empeorado. No dice cuántas o cuáles, tampoco se encuentra en el informe. –
  2. Niega la posibilidad de establecer causalidad con la vacuna VPH de acuerdo a la evidencia disponible. Si los estudios son fraudulentos no se puede establecer la verdad. –
  3. Se mantiene en decir que las afectadas con síntomas anormales son sanas. –
  4. Dice que las afectadas de enfermedad psiquiátrica (que sabemos es por su enfermedad causada por la vacuna) necesitan intervención. Es decir, el diagnóstico de su enfermedad de base se ignora, solo importa tratar el impacto psicológico. –

46:30Descripción del fenómeno de crisis (síncope que se complica en convulsión generalizada). Vale la pena prestar atención a esta exposición.

48:20Hallazgos de hemograma. No descarta la presencia de condiciones inflamatorias alérgicas crónicas pero tampoco las investiga.

49:15 – Da su versión optimista del examen de Creatina Kinasa como el gran test que permitirá hacer seguimiento a tratamientos y como prueba diagnóstica en las afectadas de ‘crisis’ en todo el mundo. Ya discutimos que tiene que validar científicamente sus aseveraciones.

Hace la recomendación que las afectadas con crisis deben hacer ejercicio para que su crisis desaparezca. No dice de dónde saca esas afirmaciones pero propone un programa de terapia física.

50:00Metales pesados, no quelaciones. Excluye que la intoxicación de plomo o mercurio fueron causa de la enfermedad de las afectadas.

Nuevamente niega que las afectadas tengan alteraciones orgánicas (que no se estudiaron) pero considera que su calidad de vida es afectada en la casa, escuela, por intentos de suicidio. Es decir, hay niñas que sufren sin razón aparente.

50:45Encuesta de percepción de dos municipios. La encuesta de opinión muestra que la gente no es boba porque conoce el riesgo de vacunarse contra el VPH y ello sucede en el Carmen de Bolívar pero también en San Juan de Nepomuceno, un municipio cercano. Esto afecta negativamente a los programas de vacunación lo cual lleva a personajes con conflictos de interés a acusar a grupos antivacunas a pesar que no existen en Colombia.

51:30 – Propone un Programa Integral de Intervención. Se mueve hacia aspectos sociales de difícil implementación (escolaridad, aspectos laborales, aspectos de salud). Es más un intento de abandonar la responsabilidad de la vacuna VPH y moverse más a una recuperación espontánea y mediante estrategias interinstitucionales quizás las mismas que se han utilizado para burlar a esta comunidad a través de ‘los compromisos’. Aquí nuevamente pasa directo a la solucionática sin detenerse en la problemática. Y también propone diluir las responsabilidades en la burocracia del Estado garantizando que no se haga nada.

53:30 – Aspira a profundizar los estudios sobre las isoformas enzimáticas de la Creatina Kinasa. No parece estar interesado en otras enzimas musculares, medir masa muscular de otra manera, correlacionar con el resto de la enfermedad, o ir al meollo del asunto que es la atrofia muscular por denervación causada por daño neuronal, axonopatía o desmielinización de raíces nerviosas (polirradiculpatía).

54:00Perfil Epigenético – Hipotetiza que hay cambios en la cromatina de las células de las personas que vivieron la violencia de la región y que transmitirían tales cambios a sus hijos quienes pueden salir predispuestos a trastornos extrínsecos. Es un intento de culpar a la violencia exonerando así a la vacuna Gardasil.

56:20Apoyo socioeconómico. Reparación del tejido social. Mismo punto esbozado en el minuto 51:30. Es una manera de evitar indemnizar por el daño pero empantanando a los habitantes en una red de burocracia estatal como los llamados ‘compromisos’. Está solo hablando porque es una charla académica, de todos modos Olivero no es un representante del gobierno.

Corolario. La ilegalidad y posibles actos de corrupción de la Universidad de Cartagena y el Profesor Olivero Verbel deberán ser investigados por las autoridades competentes. Las fallas éticas son evidentes y pienso que la ejecución de este proyecto carece de rigor científico, es fraudulento y vergonzoso para con habitantes de su propia región. El profesor Olivero le está haciendo competencia al Hombre Obsoleto y no debe negarse su habilidad de hablar CARRETA mejor conocida en inglés como BULLSHIT (mierda de bovino, estiércol). Por favor mirar el trabajo del académico Harry Frankfurt para aprender sobre esta falacia tan sofisticada y compleja.


Deja un comentario - Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s