“Yo Soy La Voz De Paula”. El día en que todo Chile se unió de norte a sur para exigir al Gobierno una hospitalización para ella.

El 17 de junio del 2018 se realizó una caravana en Chile para llevar a la conciencia pública el caso de Paula Díaz Ahumada que sufrió una reacción adversa a la vacunación. Nunca recibió un diagnóstico y tratamiento adecuados, su familia fue abandonada a asumir los costos de una enfermedad catastrófica causada por el Estado chileno mientras que Paula empeoraba en medio del dolor y la desesperanza. El dolor infinito e interminable llevó a Paula a pedir una muerte digna (eutanasia). Su caso aunque severamente grave e intenso, no fue el único en Chile o Latinoamérica, tampoco fue la primera víctima ni será la última. Hoy María Cecilia, madre de Paula agradece a los simpatizantes que mostraron su solidaridad hace un año y dejaron constancia ante el país de una injusticia que el gobierno consistentemente ignoró. Porque la enfermedad postvacunal que comenzó hace 6 años y sin diagnóstico se llevó a Paula hace 5 meses sin concederle ninguna redención. – Con esta entrega comenzamos a narrar su historia de 5,5 años llenos de sufrimiento, injusticias, abandono pero también dignidad, valentía, esperanza, lucha y solidadaridad. Su mamá doña María Cecilia Ahumada agradece a quienes salieron a las calles para decir “Yo soy la voz de Paula”. Hay muchas Paulas dispersas por todo el mundo.


En agosto de 2013 llegaron a vacunar al colegio de Paula Macarena. Ella tenía 14 años y recibió la vacuna DTPa (difteria, tétanos y pertusis acelular) y quizás también la del VPH. A los pocos días, Paula enfermó de coqueluche o tos convulsiva (tos ferina, pertusis) o sea la misma enfermedad que la vacuna buscaba prevenir. En clase, Paula no podía controlar la tos que incomodó a sus compañeros, lo cual puso a Paula en una situación de incomprensión porque los otros niños no sabían que era un efecto adverso de la vacuna pero luego entendieron y pidieron disculpas. – A pesar del tratamiento médico, su enfermedad postvacunal empeoró rápidamente y comenzaron decenas de hospitalizaciones, sesiones de terapia, y tratamientos analgésicos cada vez más agresivos. Por favor mirar el video que ilustrará el resto del artículo.

5,5 años de la enfermedad de Paula resumida en 12 minutos.

En el video se observa cómo la niña sana, feliz y activa se transforma de la noche a la mañana en una paciente con limitación del movimiento, pérdida de la marcha, restricción a la cama o silla de ruedas, con movimientos involuntarios como temblores de reposo, atetosis, movimientos coreiformes, espasticicidad en manos y pies, convulsiones e incontinencia urinaria. Es muy claro que su encéfalo y sistema nervioso fueron lesionados en la vía piramidal (control motor voluntario) y extrapiramidal (control motor involuntario). Cuando habla lo hace con lucidez y fluidez, sin equivocarse y posee buena memoria, lo cual sugiere que su área cortical del lenguaje quedó intacta.

María Cecilia renunció a su profesión y fuente de ingresos para atender la enfermedad de Paula

La familia recibió un golpe muy duro: su mamá María Cecilia Ahumada quien fue la fuente principal de ingresos renunció a su trabajo de profesora para atender las necesidades crecientes de Paula Macarena. Así los gastos del cuidado de Paula y la ausencia de ingresos llevaron a la familia a la bancarrota inmediata. El Estado que ha impulsado las vacunaciones indiscriminadas guarda silencio cómplice y solo se manifiesta a través del abandono de sus lesionadas. Contrario a lo que hacen algunos Estados que reconocen ingresos por atención a familiares que lo necesitan, el Estado chileno nunca remuneró o compensó por el tiempo y esfuerzo que su mamá dedicó como enfermera de su hija, una menor de edad y en minusvalía causada por una política nacional.

Pero el daño neuronal continuó porque apareció dolor neuropático y crónico que Paula lo describió como “infinito e interminable”. Quizás este dolor insoportable junto con el insomnio que le acompañó, motivó a Paula a buscar la solución final. Pidió la eutanasia, una muerte digna usualmente reservada para quienes sufren una enfermedad terminal. Pero ¿sufrió Paula una enfermedad terminal? – Mi impresión es que su enfermedad nunca se investigó, como tampoco se han investigado las víctimas de la vacuna VPH en Colombia sin ir tan lejos. Cuando la mamá de Paula salió a las calles con miles de motoqueros a pedir por la salud y vida de Paula y quizás así evitar la eutanasia de una niña sin enfermedad terminal, la representante del gobierno chileno manifestó que estaban estudiando si iban a diagnosticar a Paula. Estaban estudiando si iban a diagnosticar a Paula. Lo estaban pensando pero nunca lo hicieron. Dejaron pasivamente que la enfermedad se llevara a Paula sin concederle ni lo uno ni lo otro. No admitieron la enfermedad causada por el Estado ni le concedieron la medida desesperada de acabar con una enfermedad torturante. Negaron ambas de manera silenciosa, pasiva y cómplice.

Chile no tiene legislación para la eutanasia así que su solicitud pasó de los medios de comunicación al Congreso de la República. Por favor escuchar la alocución del Senador Alejandro Navarro en diciembre del 2017 que es muy reveladora y resumida (minuto 7:30). El Estado chileno en cabeza de la presidenta Michelle Bachelet ignoró el llamado humanitario de esta niña santa. En su lugar, la artista extranjera Ariana Grande si recibió a Paula cuando visitó Chile.

Ariana Grande recibió a Paula cuando dio su concierto en Chile en el 2017. Los mandatarios Bachelet y Piñera ignoraron el llamado de Paula y su familia. – El evento fue organizado por Agencia Salvaje en el MOVISTAR ARENA (julio 3 del 2017). Paula fue una fanática ‘Arianator’ .

En total, la enfermedad de Paula se prolongó por cinco y medio años (5,5) hasta Enero 20 del 2019, día en que Paula murió luego de 2 días de convulsiones. La niña mártir y víctima de las campañas indiscriminadas de vacunación en Chile y Latinoamérica falleció por el abandono del Estado.

Hoy, 5 meses después de la muerte de Paula Macarena Díaz Ahumada recordamos su memoria y compartimos el sentimiento de agradecimiento de su mamá María Cecilia Ahumada Millacura para con las personas que hace un año se hicieron presentes, dieron su apoyo, expresaron su simpatía y fueron solidarios con Paula, cuya lucha es compartida por otras víctimas de Latinoamérica y resto del mundo.

De aquí en adelante las palabras de María Cecilia, madre de Paula. María Cecilia es conocida en el mundo motoquero como Piedra de Oro.


El 17 de junio del 2018 miles de motoqueros de todo Chile y otras personas que se solidarizaron dijeron “Yo Soy La Voz de Paula”.

Talca, 17 de Junio de 2019

AGRADECIMIENTO

Mi estimada gente:

Como Madre, no puedo dejar pasar este día, hace muchísimo tiempo que no escribo, y no es fácil, solo dejo fluir mis sentimientos desde el alma, como lo haría mi Paulita.

Necesito agradecer a todo un país que en un día como hoy se unió para que se escuchara la voz de Paula a nivel nacional y traspasando las fronteras persiguiendo esa luz de esperanza a través de una solicitud que le brindara un alivio para ella a través de una Bocinatón, miles de Motoqueros de Chile se reunieron en diferentes puntos centrales de cada región de nuestro país, en un día grandioso como hoy, una chispa de amor que hizo movilizar a cada uno, hermanos Motoqueros hicieron rugir sus motores organizadamente, con todas las mejores energías posible para que esto funcionara, trabajaron arduamente día y noche por mucho tiempo, en un llamado a una convocatoria nacional a todos los Clubes, Agrupaciones e Independientes, cuyo tema fue “Yo Soy La Voz De Paula”.

Los motociclistas gritan al unísono “Yo soy la voz de Paula” luchan por la vida de Paula, un diagnóstico y tratamiento científicos. ¿Será mucho pedir algo que se considera un derecho? – El presidente no recibe la correspondencia, la representante del gobierno manifiesta que están estudiando hacerle un diagnóstico a Paula ¿Será mucho pedir algo que se considera un derecho?
Motoqueros en Chile

Cada hermano Motoquero asistió destacando que en esta noble cruzada no importaba resaltar colores ni tampoco discriminación de cilindrada, recorrieron grandes distancias, no importándoles el frio ni el hambre, solo su objetivo noble de estar presentes, hubo vehículos de apoyo en caso de eventos no previstos y personas con vasta experiencia, Comisarios de Ruta portando chalecos reflectante que se dedicaron a llevar la caravana ordenada y segura camino a su lugar de encuentro, en Santiago la convocatoria tuvo lugar en el “Estadio Nacional” donde hubo una gran asistencia de miles de clubes, de cada comuna y de muchas regiones de nuestro país y en cada región, destaco la gran asistencia en sus plazas centrales. Siento que al leer mis palabras podrán sentir el mismo orgullo y emoción de haber estado presentes siempre.

Siento orgullo al recordarlo, aun siento esa energía y el latir acelerado de mi corazón que camino al Palacio de la Moneda embargaba todo mi ser, desesperado por una solución, se me caen las lagrimas al recordar aquellos días de lucha inagotables donde mi hijita suplicaba por descanso a tanto dolor, se me caen las lagrimas por ya no tenerla conmigo, nunca estuve preparada para perderla, nunca imaginé estar sin ella, por eso duele doblemente. Hago un esfuerzo enorme para reponerme.

Las palabras de hoy aparte de recordarla es únicamente para agradecer, dar las gracias a tantas personas, familias de cada rincón de Chile, de cada rincón del mundo donde se escuchó su voz, se conoció su caso, que no fue fácil dar a conocer por estar involucrada una vacuna. Tema que duele doblemente al nunca tener una respuesta, o un diagnóstico concluyente. Paula fue la niña con más diagnosticos y muchas hospitalizaciones que fueron un verdadero peregrinar, no hubo seguimiento y un sin fin de situaciones y negligencias que tuvo un alto costo para su vida. No hablaré hoy de ese tema, dejar que mis palabras de hoy sean solo de agradecimiento a cada uno, no daré nombres no quiero olvidar a nadie solo transmitir mi gratitud con infinito sentir, mis palabras a través de la Asociación de Motoristas Pro Chile (Amproch) a su Presidenta “Clarita”, Zafiro, El Profe, Leo, Caballeros de la Ruta, y muchísimos más…Largas horas de su tiempo dedicados a mi Paulita, esas reuniones donde siempre me consideraron, aunque fuese a la distancia a través de un contacto telefónico. No quiero olvidar a nadie quiero que sientan mis agradecimientos todos.

Paulita nos ha enseñado que cada minuto de vida tiene un por qué. A veces creemos que nuestra vida no tiene sentido, o que fluye sin dejar huella alguna, y nada más lejos de la realidad es así, lo que ocurre es que cuando queremos darnos cuenta de lo que hemos dejado, prevalece el dolor, por todo lo vivido, nuestro tiempo presente se desvanece en las yemas de nuestros frágiles dedos.

Gracias a Paulita pude ser consciente de ello y dejando el dolor del pasado decido construir mi nuevo presente, es aquí donde empiezo a convivir con este dolor, tengo otra hijita tan hermosa como mi Paulita, que merece todas mis mejores fuerzas, me he visto muy frágil, me he visto perdiendo mis fuerzas, pero Paulita no solo fue dolor, ella siempre fue una gran guerrera, de las mejores, siempre entregó lo mejor de sí, siempre hizo ese día de dolor, un día que valía la pena vivir, aunque lo extraordinario era que ella suplicaba por descanso a tanto dolor, yo hice lo que una Madre haría siempre, luchar infatigablemente en busca de una mejoría, luche por “más vida” para ella, mucha gente ayudó a golpear puertas para ella, también hubo malos entendidos, sobre todo con el tema tan difícil de la EUTANASIA. Al perderla comprendí que es algo nuevo con el que hay que convivir también, existe muchísima ignorancia con respecto a muchos temas, pero hay que vivirlo para entender que no se debe juzgar, mucho menos a un ser que sufre, que solo necesita contención, delicadeza, amor, palabras lindas, ante tanto sufrimiento solo merecen lo mejor.

Tengo mucho guardado en mi corazón, no descansaré hasta aliviar todo este dolor, escribir es un momento para aliviar también tanta tristeza, pero dar testimonio de algo que ha ocurrido y que no es el único caso, son cientos a nivel nacional y miles a nivel mundial.

Es aquí donde con mucho respeto también agradezco a todas las Madres de Chile, Perú, Argentina, Colombia, México, España, Uruguay, EEUU, y de tantos lugares y países donde hicieron lo posible por compartir también sus testimonios dando clara evidencia que Paulita no era la única viviendo efectos adversos a una vacuna.

Muchas madres y familias que tienen niñas y niños sufriendo por un sin fin de enfermedades soportando muchas veces la indiferencia o el simple hecho de ignorar el por qué tu hijo tiene esa condición soportando a la vez las miradas que no merecemos de poca aceptación o de rechazo. Ser Madre es una experiencia única y diferente como ninguna otra, donde se aprende experiencias jamás experimentadas, cuidar un hijo o una hija como en mi caso, se dice que el 1% es de felicidad y el 99% de preocupación. Para algunas familias el diagnostico puede ser un momento triste y difícil, pero cuando no existe un diagnostico claro es peor, se suma la angustia y ese sentir que es inagotable, pero de igual manera se actúa sobre todo buscando recursos y ayuda, así lo hice yo, Madres y también los Padres tenemos la responsabilidad de concienciar a la sociedad sobre las diversas enfermedades que sufren nuestros hijos y hacer visibles cuando son daños por vacunas. Todavía hay mucho desconocimiento, sobre muchas enfermedades que ponen a las familias en difícil situación, pero lo peor es enfrentar las miradas e interrogaciones de los desconocidos, la gente mira, juzga y habla sin saber, es demasiado tener que cargar con eso también.

No sean hoy mis palabras de dolor, solo agradecimiento, a mis ex-alumnos también, que siempre han estado presentes de una u otra forma, profesión de Profesora que aún no puedo retomar para volver a ejercer, porque me he visto en difícil situación también, con un estrés post traumático, donde no es fácil lidiar con ello esto trae intensas reacciones emocionales y físicas, ya no soy la misma, me costó muchísimo poder calmarme de ese ritmo de lucha acelerada que tenia día a día con mi Paulita, después de su perdida, llegó el vacío y la angustia, largas noches sin poder dormir, largos llantos, un duelo interminable, siento que también afectó a muchísima gente.

Mis palabras de agradecimiento también para muchísima gente que me escribió por WhatsApp, por mi correo personal, que ayudó con un granito de arena en mi cuenta Rut, como no agradecer, hicieron posible que todo fuese más fácil en tan complicada situación.

Hoy la mayor tristeza es que tengo mas de cuatro mil mensajes de cobranzas millonarias, de las hospitalizaciones que se suponía era una Hospitalización Administrativa donde intervino la Seremi y el ministerio de salud, hoy es una verdadera confusión, las cobranzas me persiguen sin darme descanso, algún día podré dar testimonio de aquello. Esto me quita el sueño, Dios permita revertir esta situación.

Maria Cecilia renunció a su profesión para atender la enfermedad catastrífica de Paula causada por una política salubrista del Estado. Este siempre se hizo el desentendido.

Solo palabras de gratitud para este día que siempre permanecerá en nuestros corazones. Gracias a todos por haberme acogido nuestra petición de apoyo a Paulita, gracias a mi Madre por haberme acogido en su hogar cuando no tenía donde alojarme cuando Paulita empeoraba día a día sin explicación y tuve que renunciar a mi trabajo, a todo, gracias a mi familia de quien aprendo siempre, familia de sangre y a mi familia de amigos motoqueros, amistades, conocidos, y una lista larga de gente fuera de serie que hicieron todo lo mejor posible por apoyar y estar presentes.

¡Cuánta gente le ha ayudado a uno, no tengo ni idea de cómo agradecer!… alma sagrada, de mi Paulita sin saberlo dejó mucho en este mundo.

Un abrazo fraterno en este día, gracias por escucharme, por sentirme y lo más importante por amar, querer, adorar o simplemente empatizar por mi hijita hermosa, Paula Macarena Díaz Ahumada, que quedará siempre en nuestros corazones, el día 20 de Junio se cumplen cinco meses de su partida acompáñenme con una cadena de oración, una velita encendida y una oración al cielo ahí donde están las estrellas brillando para ser nuestra guía y protegiéndonos para una vida mejor.

Mucho NEWEN!!!
PIEDRA DE ORO

3 comentarios sobre ““Yo Soy La Voz De Paula”. El día en que todo Chile se unió de norte a sur para exigir al Gobierno una hospitalización para ella.

  1. ¡Qué terrible la historia de esta niña inocente! ¡cuánto daño hacen las vacunaciones hoy en día! sobre todo cuando son varias vacunas en una sola…..lo cual me parece es una salvajada…porque se le están administrando a la niña varias bacterias a la vez de enfermedades sumamente graves….Ya he escuchado de otros casos en el mundo sobre reacciones adversas a las vacunaciones. Gracias por compartir este caso que yo no conocía. Un saludo cordial desde Lima Perú.

  2. Hay terapias naturistas que pueden ayudar mucho, como lo son terapias de barro, arcilla o zeolita, también existe la Uroterapia, que difunde la Químico Fármaco Bióloga; Sonia Rodríguez, en el grupo “Uroterapia México, Paraíso de la Salud”, y otras más que son meritorias de analizar y utilizar, en casos de extrema gravedad…..

  3. Recuerdo que la normesía obediente y sumisa a la clase médica, y la misma clase médica acudió presta a explotar el dolor y la enfermedad de aula para impulsar su agenda por eutanasia, o sea pro eutaNAZIsmo primigeniamente médico, pero al mismo tiempo, por supuesto, callaban sobre la causa de su dolor: precisamente los médicos y sus venenos.

Deja un comentario - Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s