Primum non nocere: Valorar antes de vacunar

En este artículo “el médico toxicólogo Maurixe Fernando Rojas, Jefe del Departamento de Toxicología del Hospital Universitario del Valle, HUV, recomendó que cada paciente debe valorarse antes de administrar la vacuna del papiloma humano, VPH.”

primumnonnocereContinúa el artículo “El especialista señaló que este procedimiento permitiría detectar si la paciente tiene un antecedente inmunológico importante. “El pediatra o el internista debe evaluar para saber cómo está el sistema inmunológico de la paciente para recibir el inmunizan”te. Así el médico “puede determinar que la paciente esté inmunocompetente, es decir, que no esté cruzando por una enfermedad infecciosa, que es cuando las defensas no están en su mejor nivel para recibir la vacuna”, agregó”.  Esta es una recomendación muy sólida basada en uno de los principios fundamentales de la medicina que reza “Primum non nocere” “Primero que todo, no lastimar”  y significa que toda intervención médica debe evitar el daño, a toda costa, a menos que las razones sean muy poderosas o los beneficios excedan con creces a los efectos nocivos y aún así esa será una decisión enteramente voluntaria de cada paciente (principio de autonomía).

Para Colombia y también para el resto del mundo, la razón de abstenerse de vacunarse contra el VPH, sobre todo con una vacuna de perfil tan sombrío de eventos adversos como el Gardasil tal como nos lo advirtieron,  es muy simple :

No existe una epidemia de infección de virus del papiloma humano y mucho menos hay una epidemia de cáncer de cuello uterino. Aún si la hubiese, pasarían 10-30 años para que aparecieran los primeros casos en mujeres que no rechazaron el virus y que además nunca asistieron a las consultas de citología vaginal. En otras palabras, aún bajo el escenario de una epidemia hipotética de infección por virus de papiloma humano, el 70% de las mujeres y adolescentes lo rechazarían sin necesidad de ninguna vacuna, y posiblemente el 30% restante podría diagnosticarse tempranamente si asisten anualmente a hacerse la citología vaginal a partir de los 21 años de edad. ¿Por qué a partir de los 21 años? Las recomendaciones en los EE.UU. es hacer el seguimiento con citología vaginal a partir de los 21 años debido a que antes de esa edad la mujer joven puede rechazar el virus por sí misma y por tanto no tiene caso esforzarse en diagnosticar algo que puede desaparecer por si mismo. Si el virus persiste luego de los 21 años de edad se asume que la mujer no pudo rechazarlo y amerita seguimiento anual o inclusive a menor frecuencia en personas sin factores de riesgo o han salido negativas en 3 citologías seguidas. De hecho, en los EE.UU. los casos de cáncer de cervix se están volviendo tan raros en mujeres jóvenes que esto motivó cambiar la frecuencia de vigilancia por citología vaginal  Igual tendencia se espera en Colombia por la mejora en el estándar de vida y acceso a atención en salud preventiva.

Entonces como no hay epidemia de infección viral con VPH y también gracias a la larga duración de 10-30 años para que aparezca el cáncer invasivo es suficiente controlar los estadios tempranos de cáncer cervical a través de la citología vaginal dentro de los programas de prevención enmarcados en  el sistema de salud colombiano de cubrimiento universal. Además, asistir a la consulta de citología vaginal anualmente en las mujeres en riesgo (activas sexualmente, múltiples compañeros sexuales, compañeros promiscuos, etc) es una oportunidad para tener acceso a otros tipos de atención médica como nutrición, anticoncepción, chequeo general, discutir embarazos planeados, atención pediátrica si hay niños en la familia, y otros. Es de anotar que tanto la infección con VPH como el cáncer son endémicos es decir, siempre han estado allí y para que hubiese una epidemia se necesitaría que las prácticas sexuales de la población sufrieran un cambio radical como inicio más temprano de la actividad sexual acompañado de patrones de promiscuidad en las adolescentes que por ahora son inexistentes, o que los hombres de un momento a otro resultaran todos infectados con las 4 cepas oncogénicas de virus que se quieren prevenir y que además que el sistema preventivo de salud colapsara de un momento a otro. Estos escenarios son tan descabellados que hacen que la vacunación masiva contra el virus del papiloma humano sea igualmente descabellada y por lo tanto conviene examinar cuales son las contra-indicaciones de la vacunación contra VPH para salvar algunas vidas inocentes.

Entonces ¿por qué se debe valorar antes de vacunar?

Primero que todo sería bueno que la campaña no fuese obligatoria. Una campaña obligatoria significa que su aplicación hará caso omiso de las recomendaciones del Dr. Rojas, es decir, la presencia de antecedentes familiares y particulares de cada paciente, de su historial clínico, de la posible presencia de genes de alto riesgo, o de cualquier otra situación que puede hacer que una niña completamente sana pase a ser una minusválida.  Veamos resumidamente algunas de las más obvias.

  1. Antecedentes de reacción inapropiada a las vacunas o a la anterior dosis. Hipersensibilidad a los componentes y excipientes.
  2. Enfermedad autoinmune de base, Síndrome de Guillan-Barré o antecedentes familiares de enfermedad autoinmune.
  3. Genes en particular, por ejemplo del sitio génico HLA (HLA DRB1, HLA DQB1)
  4. Embarazo
  5. Enfermedad concomitante moderada o severa con o sin fiebre.
  6. Interaccion con medicamentos.

Antecedentes de reacción inapropiada a las vacunas en general, o a una dosis anterior o a los adyuvantes y excipientes. Se refiere a que si una niña ha sufrido una reacción adversa a alguna vacuna esto puede ser significar reacción adversa al adyuvante que suele ser a base de aluminio; o también a los excipientes que se utilizan para dar a la vacuna apariencia cristalina o a los preservativos que mantienen su actividad fuera de la nevera, o contaminantes como trazas de proteínas de levadura o huevo de gallina presentes en el Gardasil y la vacuna contra la influenza, respectivamente. Igualmente si una niña experimentó malestar u otros síntomas luego de la primera dosis de Gardasil esto es una alerta acerca de una segunda dosis que puede empeorar sus síntomas. De acuerdo a la respuesta secundaria de anticuerpos, estos se elevan mucho más con el refuerzo los cuales pueden empeorar sus síntomas. Hasta donde sabemos “Valorar antes de Vacunar” no se practica en Colombia donde la aplicación de la vacuna ha sido masiva y obligatoria. No me sorprendería que algunas niñas del Carmen de Bolívar manifestaron síntomas de alarma luego de la primera dosis de vacuna aplicada en el segundo semestre del 2013. De habérsele dado importancia a este signo de alarma quizás algunas niñas hubiesen escapado del daño causado por la segunda dosis.

Antecedentes de enfermedad autoinmune ya sea propios o antecedentes familiares. Las enfermedades autoinmunes tienen un fuerte componente genético y por tanto si hay antecedentes de trastornos autoinmunes como Guillan-Barré o lupus en las niñas o su familia cercana, esto debe alertar para invocar el principio de precautelativo ‘primum, non nocere’.  La vacunación puede innecesariamente ‘despertar’ una enfermedad autoinmune con consecuencias desastrosas para esa familia. El Dr. Camilo Uribe, toxicólogo que visitó la población de Carmen de Bolívar reconoció el rumor de una niña vacunada que tenia antecedente de lupus de 4 años de evolución. Esta es una razón adicional para informar y educar a la ciudadanía antes aplicar las vacunas, obtener su consentimiento informado por escrito y enfatizar la no-obligatoriedad de las mismas. Equipos de abogados en defensa de las víctimas deben tomar nota de impugnar este punto ante el Estado y así salvar futuras vidas pues las Naciones Unidas nos están imponiendo la Década de las Vacunas para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el contexto de la Agenda 21/Desarrollo Sostenible/Nuevo Orden Mundial.

Genes en particular. En Finlandia en Octubre del 2009 se inició una vacunación masiva contra el virus de la influenza cuya vacuna contenía el adyuvante ASO3 a base de escualeno y monofosforil-lipido A (en comparación, la vacuna VPH Cervarix de Glaxo SmithKline contiene aluminio en lugar de escualeno pero ambos contienen monofosforil-lípido A, ASO4). Luego de la vacunación, se empezaron a observar casos de narcolepsia o el imperioso deseo de dormir durante el día, y se encontró una fuerte asociación de narcolepsia 12 veces más alta en los vacunados. Por otro lado, ciertas variantes de genes ubicados en el sitio HLA DQB1 son más comunes en la población caucásica del Norte de Europa y a su vez tales genes se habían relacionado con narcolepsia. – Aunque es impráctico y costoso geno-tipificar a cada individuo antes de la vacunación, estos casos nos recuerdan que genéticamente no somos clones y que tampoco reaccionamos de igual manera. En las campañas masivas de vacunación ciertas personas van a reaccionar adversamente y por tanto la vacunación obligatoria impone la responsabilidad que dichos eventos secundarios sean evitados por el Estado mediante la valoración cuidadosa que el Dr. Maurixe Fernando Rojas certeramente enfatizó. En ausencia de tal valoración el Estado adquiere la obligación de responder con creces a las familias afectadas por imponer a la fuerza esta política’ salubrista’  mal concebida.

Embarazo. En las guías del Centro para el Control de Enfermedades (CDC) en Atlanta, EE.UU. se recomienda no inmunizar mujeres embarazas con la vacuna VPH. Si se aplicase la vacuna VPH durante el embarazo, se debe reportar al fabricante para seguimiento pues se desconocen los efectos esta vacuna sobre el embarazo (según la información de prescripción para ginecobstetras). Este es un buen criterio de invocar el principio ‘primum non nocere’ porque realmente no sabemos si el adyuvante o la respuesta inmune en el embarazo pueda afectar a la madre o al feto. Por ejemplo sabemos que las enfermedades autoinmunes son más comunes en mujeres y la hormonas estrógenos y progestágenos han sido señaladas de tal susceptibilidad. No conviene aplicar una vacuna asociada al síndrome autoinmune ASIA durante el embarazo que cursa con niveles elevadísimos de estrógenos. Tampoco conviene exponer al sistema nervioso fetal a la neurotoxicidad del aluminio. En la rueda de prensa luego de la visita al Carmen de Bolívar, el Viceministro Dr. Fernando Ruiz Gómez admitió que 3 niñas embarazadas fueron vacunadas y la peor parte es que enseguida una de las representantes de las Sociedades Científicas dice que no hay ningún riesgo para el feto a sabiendas que ni el CDC ni el fabricante lo consideran seguro. Actualizaré cuando averigüe el nombre y cargo de esta médica que hace declaraciones tan irresponsables.

Enfermedad concomitante moderada o severa con o sin fiebre. La respuesta inmune se viene estudiando por siglos y a pesar del progreso logrado, todavía desconocemos cómo va a reaccionar el organismo humano cuando existen otros trastornos de base. De ahí la recomendación del CDC de evitar inmunizar con la vacuna del VPH cuando hay ‘enfermedad moderada o severa con o sin fiebre‘. Simplemente no sabemos y dadas las ventajas cuestionables de la vacuna VPH no amerita poner en riesgo a las niñas del Carmen de Bolívar que sufrían cardiopatías congénitas o soplos cardíacos  ‘importantes’ como lo admitió el Dr. Fernando Ruiz Gómez, Viceministro de Salud.

Interacción con medicamentos. En el estudio de eventos adversos encontrados en los 23 millones de dosis aplicadas luego del licenciamiento de la vacuna Gardasil y publicado en la revista JAMA en 2009; se mencionan como sobresalientes el exceso de síncope y tromboembolismo venoso (TEV). De manera llamativa, de los 31 casos de TEV asociados a la vacunación con Gardasil, 28 tenían factores de riesgo para TEV como ingesta de píldoras anticonceptivas, obesidad, historia familiar de hipercoagulabilidad, hábito de fumar, y otras. Por lo tanto, personas con estos antecedentes deben evitar vacunarse con Gardasil. El Estado colombiano en su afán de implementar la Agenda 21/Desarrollo Sostenible tira por la borda cualquier recomendación éticamente elaborada al vacunar obligatoria- y masivamente a niñas vírgenes cuyo riesgo de cáncer cervical solo tiene interés epidemiológico luego de los 21 años de edad.

Lo mínimo por hacer es dar cabal cumplimiento a las recomendaciones del toxicólogo del Hospital Universitario del Valle, Dr. Maurixe Fernando Rojas de valorar a las pacientes antes de vacunarlas: primum non nocere.

Anuncios

8 respuestas a “Primum non nocere: Valorar antes de vacunar

  1. […] Factores predisponentes pueden ser alergias estilo rinitis, asma, eczema o también pueden ser leves inmunodeficiencias que son asintomáticas o no han sido diagnosticadas. También se mencionan los medicamentos y la coinfeccion de microorganismos que infectan el sistema linfohematopoyético como virus herpes al igual que susceptibilidades genéticas. De ahí que no todas las niñas son candidatas a recibir la vacuna y por tanto hay que valorar antes de vacunar. […]

Deja un comentario - Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s