Vacuna VPH: polémica y enfermedad llegan a Chile en 3 dosis

Recientemente el periodista Sebastián Vedoya de Publimetro Chile me hizo unas preguntas sobre la inmunización contra el virus de papiloma humano, fragmentos de los cuales se publicaron junto con testimonios de madres chilenas en la nota titulada “Vacuna VPH: 10 años de polémica llegan a Chile” el 11 de octubre, 2016.  Aprovechando que tengo blog propio, presento gustosamente las respuestas enviadas al periodista con ediciones mínimas para mayor claridad.

Preguntas del Periodista Sebastián Vedoya de Publímetro Chile

  1.  ¿Qué argumentos maneja para repudiar su aplicación?
  2. ¿Cuáles son los efectos adversos que reconoce en la vacuna?
  3. ¿Por qué los padres no debieran permitir a sus hijos vacunarse?
  4. ¿Está a favor de las vacunas en general?
  5. ¿Por qué cree que las autoridades sanitarias respaldan su aplicación?
  6. ¿Existen investigaciones que demuestren el daño causado? Tanto epidemiológicos como de notificaciones.

Respuestas.

PM: Estimado periodista, agradezco la oportunidad de opinar sobre inquietudes que tienen muchas familias chilenas y latinoamericanas. Antes me gustaría hacer una aclaración sobre el lenguaje que utilizamos al hablar de las vacunas Gardasil y Cervarix el cual aunque práctico no es exacto. En realidad ‘la vacuna Gardasil’ no es ‘una sola vacuna’, de la misma manera que ‘la cazuela’ no es una sola cazuela ni todas las cazuelas en la historia de Chile se prepararon en una sola olla gigantesca. [En Colombia podríamos decir que ‘el ajiaco’ no es un solo ajiaco ni todos los ajiacos en la historia de Colombia se prepararon en una sola olla gigantesca]. Cada lote de vacuna es diferente y aunque sí se prepara en bioprocesadores inmensos, las millones de dosis se preparan en lotes, cada uno tiene control de calidad, pureza, contaminantes y aditivos particulares. Por ejemplo, el lote J007354 contenía vidrio y fue sacado del mercado.  De tal manera que los eventos adversos postvacunales observados en las poblaciones, o su ausencia, deben referirse a los lotes específicos. SIEMPRE. Por ejemplo la expresión ‘la vacuna es segura’ carece de sentido. En lugar debe decirse: “El lote X lote ocasionó pocos eventos adversos y no tuvo complicaciones graves en estudios clínicos publicados”…pero su seguridad no puede extrapolarse a los demás lotes especialmente aquellos aplicados al grueso de la población. Es claro que los lotes seguros informados en estudios clínicos son diferentes de aquellos no-seguros y no-informados.  Haciendo esta salvedad, todas mis afirmaciones acerca de ‘la vacuna Gardasil’ se refieren a los correspondientes lotes de vacuna.

Periodista SV:  ¿Qué argumentos maneja para repudiar su aplicación?

PM: La vacunación contra el virus del papiloma ha causado una epidemia de ‘eventos adversos’ que eran casi inexistentes en las niñas de 9-16 años. Algunos mujeres adultas y varones que se vacunaron también han sufrido síntomas similares. Esta epidemia postvacunal ha surgido donde se ha inmunizado, en especial Colombia, EE.UU., Irlanda, Dinamarca, Australia, Brasil, Chile, México, India, Japón, Sudáfrica y otros países. Son más susceptibles las niñas con antecedentes alérgicos de asma, rinitis alérgica, intolerancia al gluten o con una inmunodeficiencia sin diagnosticar. Ninguna autoridad ha advertido de los peligros de la misma a pesar que la ficha técnica los menciona someramente. Tampoco el Estado ha protegido a las niñas con antecedentes inmunológicos. – Por razones médicas y por falta de transparencia debe invocarse el Principio Precautelativo que médicamente reza “primero que todo, no lastimar’ (primum non nocere) y por ende debe evitarse la vacunación con este biológico mientras no se aclare a plenitud la causa molecular de dichos trastornos. Debido al perfil de seguridad tan sombrío de los diferentes lotes, debe imponerse un moratorio a la vacuna Gardasil en el seno de cada familia o a través de acuerdos con autoridades de salud.

Periodista SV: ¿Cuáles son los efectos adversos que reconoce en la vacuna?

PM: El término técnico es ‘eventos adversos’ y suceden en baja frecuencia en todas las inmunizaciones masivas, suelen ser de carácter autoinmune o sea que el cuerpo se ataca a sí mismo. En personas que gozan de entera salud no amerita correr el riesgo de sufrirlos porque el beneficio es incierto y los eventos adversos de la vacuna Gardasil son Serios y Severos; es decir que son muy graves y muy intensos (definición según la Armonización de la Convención Internacional de Ensayos Clínicos -ICH). Algunos síntomas pueden menoscabar la salud por muchos años e inclusive pueden causar la muerte. El evento adverso más rápido y característico sucede dentro de las primeras horas de su aplicación y se manifiesta como desmayo, el cual rara vez sucede con otras vacunas, presumiblemente debido a una tormenta de citoquinas. Cuando el cuerpo ya ha fabricado anticuerpos con la primera dosis y sobre todo enseguida de la segunda, pueden aparecer síndromes autoinmunes que comprometen el sistema nervioso central y se manifiestan como encefalomielitis aguda desmielinizante, Síndrome PRES, mielitis transversa, neuritis óptica, temblores y fallas cognitivas como dificultad de concentrarse. Su severidad aumenta con una nueva dosis y responde favorablemente a los corticosteroides lo cual demuestra el carácter inflamatorio autoinmune. También la vacuna puede afectar el sistema nervioso periférico causando síndrome de Guillain-Barré que se caracteriza por pérdida de la sensibilidad, hormigueos, y se acompaña de parálisis y debilidad para mover manos, brazos y piernas. Las fallas del sistema nervioso autonómico o involuntario afectan los nervios que controlan la presión arterial y actividad cardiaca y producen desmayos o Síncope Disautonómico, más típicamente cuando la niña se levanta de la silla o de la cama, que se acompaña de una taquicardia compensatoria (Síndrome de POTS). La doctora Louise Brinth en Dinamarca estudió muy bien este trastorno en un grupo de 53 niñas danesas vacunadas y lo documentó mediante el examen de Mesa Basculante.  También pueden afectarse los nervios que controlan los esfínteres ocasionando incontinencia urinaria o fecal. De cualquier manera, el síntoma más frecuente es dolor neuropático que se caracteriza por ser exquisito, es decir, es intenso, agudo, de carácter eléctrico, y se asocia a sensación de quemazón o frío. Las niñas lo describen como un dolor intenso que se desencadena por estímulos táctiles que normalmente no causarían dolor como el roce suave de la piel, e inclusive una niña dijo sentía pesado el cabello y se lo cortó como un soldado. Una niña en Colombia no pudo soportar el dolor constante y los desmayos y terminó suicidándose. – En una encuesta de mi autoría que diligenciaron 61 niñas colombianas y 1 niña mexicana, se observó que el dolor de cabeza afectó al 100% de las encuestadas. La mayoría de estas niñas provenían del Carmen de Bolívar, Colombia, una población de la costa caribeña fuertemente golpeada con estos eventos adversos. Como se espera de una reacción autoinmune que daña los nervios, las niñas manifestaron dolores en manos, brazos, cuello, pecho, espalda y extremidades inferiores. El 30% manifestó no poder caminar, lo cual es catastrófico para una persona que era totalmente sana antes de vacunarse. Los dolores de pecho se asociaron a dificultad respiratoria y sensación de asfixia y se acompañaron de desmayos y convulsiones en un grupo de afectadas. Otro evento adverso frecuente es la presencia de dolor en el sitio de la inyección en el hombro, lo cual se debe a un foco inflamatorio y granuloma también llamado Miofasciitis Macrofágica. Otras niñas pueden empeorar con trastornos reumatológicos clásicos como lupus, artritis reumatoide, miositis, vasculitis y síndrome de Sjögren, como lo describió el Dr. Juan Manuel Anaya en 3 niñas colombianas. Otras niñas han manifestado cese de la menstruación precedido de sangrado excesivo y abundante flujo vaginal.  Asociado al dolor neuropático, hay muchas niñas con diagnóstico de Fibromialgia o Síndrome de Fatiga Crónica que se caracteriza por dolor dorsal, debilidad, dificultad para conciliar el sueño o sueño no reparador, depresión y ausentismo escolar. El doctor Manuel Martínez-Lavín, un reumatólogo mexicano, encontró con una encuesta de 45 pacientes de 13 países que el 53% reunían criterios para este diagnóstico, también con manifestaciones de disautonomía y dolor neuropático.

Periodista SV: ¿Por qué los padres no debieran permitir a sus hijos vacunarse?

PM: Hay razones éticas, médicas, sociales y políticas. Dentro de las razones éticas está el hecho que no se ha informado a la población los riesgos reales de la vacuna, no se ha pedido consentimiento informado escrito a los padres, no se han protegido a las niñas con mayor riesgo de sufrir autoinmunidad. Médicamente, el riesgo para la salud es elevado mientras el beneficio es dudoso e incierto. La razón es que el cáncer uterino está volviéndose menos frecuente gracias a las campañas preventivas de citología vaginal o prueba de Papanicolau, y de todos modos las niñas sin debut sexual no pueden infectarse con las únicas 4 cepas de VPH que la vacuna previene por solo 5 años. La vacuna protege contra las lesiones precancerosas tempranas que la mayoría de las personas se recuperan sin ella. Además la frecuencia elevada de los eventos adversos serios y severos son razones médicas de consideración. Dentro de las razones sociales y políticas están la imposición de la vacuna mediante campañas mediáticas que exageran los beneficios y minimizan los peligros. Por el silencio de los profesionales de la salud cabe pensar que están atemorizados quizás por comunicaciones internas que les instruyen a ignorar las víctimas o sus síntomas y en su lugar atribuirles trastornos psicosomáticos o psiquiátricos. No se puede descartar que los profesionales más vocales hayan sido reprimidos, amenazados o sobornados. Otras razones es el carácter impositivo de estas políticas ‘salubristas’ que penalizan a algunas familias negándoles acceso a la salud, educación o que les impone litigios o trámites legales engorrosos para defenderse del Estado.

Periodista SV:  ¿Está a favor de las vacunas en general?

PM: Estar a favor o en contra de las vacunas en general es una posición equivocada que corresponde a la falacia llamada ‘falso dilema’. Debe evitarse porque existen más opciones y cada una debe examinarse con cuidado. La inmunología ha avanzado mucho y hoy sabemos cómo responde el organismo ante una infección o vacunación. Dicho conocimiento enriquece el arsenal terapéutico el cual seguirá creciendo. Defender o estar en contra de determinada política inmunoprofiláctica debe basarse en un análisis profundo de parámetros básicos como la vacuna por un lado, y la población vacunada por otro lado, además de otros factores. Quien recibe la vacuna es tan importante como la vacuna misma, y valga la pena decir que todos no somos iguales,  hay personas que reaccionan negativamente a las vacunas independientemente de lo que afirmen ciertos estudios clínicos. Los genes de histocompatibilidad que tenemos en el Cromosoma 6 nos dicen que cada persona es diferente inmunológicamente y de ahí que sea difícil encontrar donantes perfectos para transplante de órganos. Habiendo puntualizado la importancia de la población vacunada, es cierto que vacunas como la de la poliomielitis ha mejorado la salud de millones. El beneficio de otras vacunas es más difícil de definir pues su aplicación fue simultánea a mejoras en la calidad de vida de las personas como vivienda con agua potable y alcantarillado, uso de antibióticos, etc. Por el contrario, revelaciones recientes de casos de autismo en niños varones afroamericanos asociados a la vacuna tripleviral MMR (sarampión, parotiditis y rubéola) revelan que las autoridades sanitarias del CDC en EE.UU. no fueron transparentes y nos advierte que debemos ser desconfiados.  Con la vacuna Gardasil y las vacunas de la gripe o influenza debemos ser igualmente cautelosos. Toda vacuna que se presente como ‘salvadora de vidas, muy segura y sin complicaciones’, debe ser mirada con sospecha. En general toda vacuna que requiera refuerzos frecuentes alrededor de la edad reproductiva y cuyo sitio de protección sea el tracto reproductor debe ser examinada con los más altos estándares de salud reproductiva. Gardasil no se ha inspeccionado de esta manera.

Periodista SV:  ¿Por qué cree que las autoridades sanitarias respaldan su aplicación?

PM: Las autoridades respaldan su aplicación porque es un compromiso con las Naciones Unidas según los Acuerdos de Río (de Janeiro) también llamado Agenda 21 o Desarrollo Sostenible. Allí se acordaron fechas límites para cumplir las Metas de Desarrollo del Milenio y estamos cumpliendo una de ellas a través de la Década de las Vacunas (2011-2020). Si las vacunas se imponen de manera autoritaria, intimidatoria y con falsedades debemos pensar que pertenecen a la misma estrategia global de configurar la vida humana bajo un Nuevo Orden Mundial. Si las vacunas arrasan con la salud de víctimas con la complicidad impune de los gobiernos, entonces las poblaciones deben interpretar tales vacunaciones como una declaración de guerra.

Periodista SV: ¿Existen investigaciones que demuestren el daño causado? Tanto epidemiológicos como de notificaciones.

PM: Hay un amplio rango de evidencia que va desde testimonios espontáneos pasando por estudios clínicos y biológicos hasta estudios post-comercialización. Todos deben evaluarse sopensado sus fortalezas y debilidades.  La mayoría son testimonios de familias que le cuentan al mundo el sufrimiento de su niña afectada. Estas experiencias no deben demeritarse y deben ampliarse en lo posible. Algunos médicos en centros académicos han sabido profundizar a través de Reportes de Caso sorprendidos tal vez por el cuadro clínico insólito o su abundancia súbita en la práctica médica. Estos estudios describen en detalle la presentación clínica de la paciente  y analizan en conjunto los factores que explican la enfermedad. Son muy reveladores porque demuestran el buen estado de salud de la víctima antes de la vacunación quizás con alguna alergia bien controlada; y es muy claro que síntomas nuevos y debilitantes irrumpen luego de la vacunación, que empeoran con una nueva dosis. Varios de estos casos describen la respuesta favorable a anti-inflamatorios esteroideos, Inmunoglobulina G intravenosa (IVIG) y plasmaféresis, lo cual demuestra una base autoinmune. En la encuesta publicada en mi blog se reportan los hallazgos de 62 vacunadas (61 colombianas) donde es claro que los síntomas empeoraron luego de la segunda dosis de la vacuna lo cual se espera si el daño producido es por auto-anticuerpos, en razón a que el refuerzo vacunal aumenta los anticuerpos en sangre. Estudios más detallados son los de los doctores Lucija Tomljenovic y Christopher Shaw que encontraron restos de vacuna en lesiones cerebrales de 2 niñas australianas que murieron luego de ser vacunadas con Gardasil. Ya mencioné la enfermedad reumatológica descrita por el Dr. Anaya en Colombia, y la encuesta de tres trastornos a cargo del Dr. Martínez-Lavín. Estudios de auto-anticuerpos contra el sistema nervioso han sido descritos en la sangre de algunas vacunadas por la doctora Svetlana Blitshteyn al igual que por el doctor Yehuda Shoenfeld, el descubridor del Síndrome ASIA (Síndrome Autoinmune-inflamatorio Inducido por Adyuvantes). Este síndrome que agrupa a varios trastornos asociados a agentes inflamatorios presentes en vacunas (adyuvantes), implantes mamarios y ciertos recintos cerrados. Por el momento el Síndrome ASIA es la mejor explicación para los eventos adversos autoinmunes asociados a Gardasil. Otro estudio biológico importante es el hallazgo de ADN en la vacuna Gardasil por el Dr. Sin Hang Lee. Este patólogo encontró que el ADN de la vacuna, quizás un contaminante de la producción recombinante en levaduras, se encontraba fuertemente asociado al adyuvante de hidróxido de aluminio y además se encontraba torcido de una manera poco natural (conformación no-B). Se cree que este ADN doblado de una manera poco usual además de la presencia del adyuvante de aluminio puede ser un estímulo poderoso del sistema inmune innato y por lo tanto puede explicar su carácter inflamatorio tan marcado.

Hay estudios epidemiológicos que recopilan notificaciones que las familias hacen con ayuda de sus médicos ante instituciones estatales. De éstos, el mejor conocido es el VAERS de los EE.UU. que significa Vaccine Adverse Event Reporting System. El formato en su versión latinoamericana se llama ESAVI o Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación o Inmunización. Estudios que han utilizando esta metodología son los reportados por los doctores Mark y David Geier (padre e hijo) que encuentran a la vacuna Gardasil mas no otras, asociada con los trastornos mencionados arriba. Otro estudio post-comercialización basado en notificaciones al VAERS es el reportado en la revista JAMA en 2009 que concluye afirmando un exceso de desmayos / síncope y enfermedad tromboembólica. Allí también se analizan trastornos autoinmunes e inclusive la muerte pero a criterio de los autores solo el síncope y tromboembolismo venoso fueron los hallazgos más sobresalientes y mejor sustentados.

Bibliografía y referencias

Doctora Louise Brinth – Dinamarca

Brinth LS, Pors K, Theibel AC, Mehlsen J. (2015). Orthostatic intolerance and postural tachycardia syndrome as suspected adverse effects of vaccination against human papilloma virus. Vaccine. May 21;33(22):2602-5

Doctora Svetlana Blitshteyn – EE.UU.

Blitshteyn S (2014) Postural tachycardia syndrome following human papillomavirus vaccination. Eur J Neurol.;21(1):135-9.

Blitshteyn S (2015) Autoimmune markers and autoimmune disorders in patients with postural tachycardia syndrome (POTS). Lupus. 2015 Nov;24(13):1364-9.

Doctor Manuel Martínez-Lavín – México

Martínez-Lavín M, Martínez-Martínez LA, Reyes-Loyola P. (2015). HPV vaccination syndrome. A questionnaire-based study. Clin Rheumatol. 2015 Nov;34(11):1981-3.

Martínez-Lavín M (2014). Fibromyalgia-like illness in 2 girls after human papillomavirus vaccination. J Clin Rheumatol. Oct;20(7):392-3

Martínez-Lavín M. (2015). Hypothesis: Human papillomavirus vaccination syndrome–small fiber neuropathy and dysautonomia could be its underlying pathogenesis. Clin Rheumatol. 2015 Jul;34(7):1165-9. doi: 10.1007/s10067-015-2969-z. Epub 2015 May 20.

Doctor Juan Manuel Anaya – Colombia

Anaya JM, Reyes B, Perdomo-Arciniegas AM, Camacho-Rodríguez B, Rojas-Villarraga A. (2015). Autoimmune/auto-inflammatory syndrome induced by adjuvants (ASIA) after quadrivalent human papillomavirus vaccination in Colombians: a call for personalised medicine. Clin Exp Rheumatol. Jul-Aug;33(4):545-8.

Doctor Sin Hang Lee – EE.UU.

Lee SH (2014). Melting profiles may affect detection of residual HPV L1 gene DNA fragments in Gardasil®. Curr Med Chem. 2014 Mar;21(7):932-40.

Lee SH (2012). Detection of human papillomavirus (HPV) L1 gene DNA possibly bound to particulate aluminum adjuvant in the HPV vaccine Gardasil. J Inorg Biochem. Dec;117:85-92. doi: 10.1016/j.jinorgbio.2012.08.015. Epub 2012 Aug

Doctores Lucija Tomljenovic y Christopher A Shaw – Canadá

Tomljenovic L& Shaw CA. (2012) Death after Quadrivalent Human Papillomavirus (HPV) Vaccination: Causal or Coincidental? Pharmaceut Reg Affairs Special Issue 2012 • S12-001 http://dx.doi.org/10.4172/2167-7689.

Doctor Yehuda Shoenfeld – Israel

Tomljenovic L, Colafrancesco S, Perricone C, Shoenfeld Y (2014) Postural Orthostatic Tachycardia With Chronic Fatigue After HPV Vaccination as Part of the “Autoimmune/Auto-inflammatory Syndrome Induced by Adjuvants”: Case Report and Literature Review.. J Investig Med High Impact Case Rep. Mar 18;2(1):2324709614527812. doi: 10.1177/2324709614527812.

Perricone C, Colafrancesco S, Mazor RD, Soriano A, Agmon–Levin N, Shoenfeld Y. (2013) Síndrome Autoinmune / Inflamatorio inducido por Adyuvantes (ASIA) 2013: Revelación de los aspectos patogénicos, clínicos y de diagnóstico. Journal of Autoimmunity. Diciembre; Volumen 47: páginas 1-16; 13 de noviembre del 2013.

Doctores Mark y David Geier – EE.UU.

Geier DA, Geier MR (2016) Quadrivalent human papillomavirus vaccine and autoimmune adverse events: a case-control assessment of the vaccine adverse event reporting system (VAERS) database. Immunol Res. 2016 Jul 13 [Epub ahead of print]

Geier DA, Geier MR. (2015) A case-control study of quadrivalent human papillomavirus vaccine-associated autoimmune adverse events. Clin Rheumatol. Jul;34(7):1225-31. doi: 10.1007/s10067-014-2846-1. Epub 2014 Dec 23.

Estudio de fase 4 publicado revista JAMA (2009)

Slade BA, Leidel L, Vellozzi C, Woo EJ, Hua W, Sutherland A, Izurieta HS, Ball R, Miller N, Braun MM, Markowitz LE, Iskander J. (2009) Postlicensure safety surveillance for quadrivalent human papillomavirus recombinant vaccine. JAMA. Aug 19;302(7):750-7. doi: 10.1001/jama.2009.1201.

Anuncios