Manifestaciones motoras y sensitivas de niñas vacunadas contra el papiloma humano en el Carmen de Bolívar, Colombia.

Investigación Original

Por Pompilio Martínez, M.D.
Egresado Facultad de Medicina, Universidad Nacional de Colombia
Exinvestigador, Instituto Nacional de Salud, Bogotá, Colombia

Resumen

Se resumen hallazgos neurológicos en 62 encuestadas que recibieron la vacuna para prevenir la infección de 2 o 4 cepas del virus del papiloma humano. La mayoría de las participantes (61) son colombianas y recibieron la vacuna tetravalente Gardasil y una niña procedente de México recibió la vacuna bivalente Cervarix. La edad promedio fue 14,5 años (desviación estándar 2,1). El patrón general de síntomas revelados por la encuesta sugiere daño al sistema nervioso periférico según síndromes dolorosos de origen inflamatorio y neuropático en cabeza, espalda, tórax y extremidades. Igualmente hay síndromes sensitivos y motores en extremidades caracterizados por adormecimientos y hormigueos (parestesias), debilidad muscular y dificultad para caminar (paresias) acompañados de temblores, espasmos y fasciculaciones (movimientos anormales). La mayoría de los síntomas aparecieron después de la dosis de refuerzo cuyo patrón se ajusta a la respuesta secundaria humoral de inmunizaciones con dosis ‘booster’. La presencia de auto-anticuerpos implicados en lesiones al sistema nervioso en una participante severamente enferma, al igual que su respuesta favorable a la terapia antiinflamatoria y de remoción de anticuerpos, me permite proponer como mecanismo principal la hipersensibilidad tipo II autoinmune asociada a la vacuna Gardasil cuyos antígenos lote-específicos desconocemos por el momento. El diagnóstico de cada afectada deberá investigarse individualmente y con esta investigación espero contribuir humildemente a las pesquisas ordenadas por las altas cortes de la República de retornar los derechos vulnerados a estas colombianas.  No debemos desconocer la gestión del Ministro de Salud Alejandro Gaviria Uribe por lo tenaz y acérrima en vacunar indiscriminadamente, desinformar y además desatender esta epidemia de Eventos Adversos Serios en las vacunadas. En reconocimiento a su labor, postulamos su nombre al Premio Nobel en la modalidad de Crimen de Lesa Humanidad. Esperamos que la Corte Penal Internacional tome cartas en este asunto, ahora de carácter global. Invitamos a científicos de todo el mundo a investigar los lotes de la vacunas contra el VPH que expliquen esta enfermedad.


Please read the English version of this article


 

Introducción

El propósito de la vacuna tetravalente Gardasil es inducir anticuerpos contra 4 cepas del virus VPH para evitar la infección cuando estos ingresan al tracto femenino en relaciones sexuales con compañero infectado. Se considera que los anticuerpos deben alcanzar una concentración suficiente para neutralizar al virus y por eso se necesitan múltiples refuerzos de la vacuna además de adyuvantes como las sales amorfas de Aluminio que aumentan la respuesta inmune. También es importante que los anticuerpos sólo ataquen a la proteína L1 del VPH sin comprometer los tejidos de la persona vacunada los cuales tienen moléculas parecidas a las de la vacuna (Kanduc, 2011). Esta capacidad discriminatoria de los anticuerpos es difícil de predecir porque un accidente inmunológico llamado ‘mimetismo molecular’ puede inducir anticuerpos con capacidad de causar enfermedad. A estos los llamamos anticuerpos ‘cruzados’ o auto-anticuerpos (simbolizadas con color carmín en la figura de abajo). El adyuvante de aluminio asociado al Síndrome ASIA hace que anticuerpos protectores y cruzados aumenten su concentración en la sangre amplificando un posible mimetismo molecular.

 

JustGardasil-y
Figura 1. Anticuerpos anti-VPH (naranja) y auto-anticuerpos (carmín) generados por la inmunización con Gardasil y Cervarix. Su objetivo es neutralizar invasores del tracto genital femenino.

 

Los anticuerpos y auto-anticuerpos no son un asunto teórico o hipotético. De hecho, los estudios clínicos para desarrollar el Gardasil vigilaban la eficacia de la vacuna midiendo la concentración de anticuerpos anti-VPH en la sangre de los sujetos participantes. Así se determinó la necesidad de utilizar 3 dosis de refuerzo y adyuvante que mantienen activa la memoria inmunológica que puede despertarse si la persona se re-expone al virus o refuerzo de vacuna.

 

RespPrimariaSecundaria
Figura 2. Respuesta humoral luego de una inmunización con dosis de refuerzo. IgM = Inmunoglobulina M pentamérica; IgG = Inmunoglobulina G monomérica. Los anticuertos dimericos IgA no se muestran.

Respuesta Primaria y Secundaria. El diagrama de la Figura 2 resume los cambios de concentración de anticuerpos luego de una infección o vacunación por primera vez. Inicialmente se fabrica Inmunoglobulina M (IgM) que alcanza niveles elevados varias semanas después de la infección o vacunación (respuesta primaria). Cuando se administra la dosis de refuerzo de una vacuna o hay re-infección, las células de la defensa se reactivan y producen  Inmunoglobulina G (IgG) e Inmunoglobulina A (IgA – no mostrada) causando elevaciones altísimas de los anticuerpos (respuesta secundaria). Con el tiempo estos pueden disminuir pero pueden reactivarse con un refuerzo o re-infección. Una de las implicaciones más importantes de este patrón es que los auto-anticuerpos o anticuerpos cruzados lo harían de la misma manera, cuyo daño relativamente leve al comienzo puede ser peor con el refuerzo. Como veremos, este patrón se ajusta perfectamente con el observado en nuestra cohorte de encuestadas que recibieron Gardasil.

Hipersensibilidad tipo II. Las enfermedades causadas por auto-anticuerpos abundan en Medicina. Se les conoce como Hipersensibilidades, las de tipo II y III son particularmente relevantes.  Ejemplos de Hipersensibilidad tipo II podemos citar a la Tiroiditis de Hashimoto, Enfermedad de Graves, Enfermedad de Goodpasture entre otras. Posiblemente de mayor relevancia para nuestra discusión son los anticuerpos antiglicolípido fabricados durante la infección intestinal del Campylobacter jejuni que puede ocasionar el Síndrome de Guillain Barré en ciertos individuos. Menciono la infección con Campylobacter porque nos educa acerca del mecanismo de los anticuerpos, no porque esta bacteria se relacione con la enfermedad de las víctimas de la vacuna VPH.  La desmielinización nerviosa producida por anticuerpos cruzados causa síntomas neurológicos como debilidad, adormecimientos y dolor neuropático que guardan relación con la concentración de anticuerpos anti-glicolípidicos. Cuando éstos disminuyen, asimismo disminuyen los síntomas creando la oportunidad para la regeneración del nervio y recuperación del paciente (polirradiculopatía aguda). Sin embargo, si los anticuerpos vuelven a elevarse, la lesión se repite y los síntomas retornan (polirradiculopatía crónica). Hablamos de una recaída o recidiva que es característica en las pacientes vacunadas contra el VPH. La hipersensibilidad tipo III o de complejos inmunes comienza como una de tipo II y evoluciona a formar altas concentraciones de aglomerados macromoleculares que al depositarse en el riñón, articulaciones y cerebro causan mucho daño.

Dentro de este marco teórico vamos a resumir los resultados previamente informados en detalle.


 

Métodos y pacientes.

Este estudio es una encuesta de síntomas o Eventos Adversos que desarrollaron 62 jóvenes vacunadas luego de inmunización contra el VPH. Su edad promedio fue de 14,5 años (+/- 2,1 desviación estándar). De estas pacientes, 61 recibieron la vacuna tetravalente Gardasil en Colombia (55 del Carmen de Bolívar y 6 del resto de país –Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga y Cartagena) y una niña que recibió la vacuna bivalente Cervarix (Sonora, México). Este artículo resume los hallazgos informados anteriormente enfocándose en la tendencia central y sopesando mecanismos que pueden explicar los síntomas de los siguientes segmentos corporales.

  1. Dolor de cabeza
  2. Dolor de espalda
  3. Dolor de pecho
  4. Síntomas de miembros superiores
  5. Síntomas de miembros inferiores

Se menciona la tendencia central observada en la mayoría de las afectadas y se da una interpretación para contextualizar los mecanismos más probables. Sin embargo hay pacientes que tienen trastornos muy particulares no discutidos aquí y sus casos deben estudiarse individualmente. No corresponde a este articulo escrito por amor al arte reemplazar la labor de las entidades de salud. – De índole humanitaria también, los planes futuros de este blog consisten en analizar los desmayos o síncopes, síntomas endocrinológicos, ginecológicos, linfohematopoyéticos y psicológicos. Para mayores detalles de la metodología de estas encuestas por favor consultar entregas anteriores aquí, aquí y aquí. Agradezco que algunas afectadas puedan allegar pruebas documentales (exámenes, videos, fotografías, dictámenes, etc) para sustentar e ilustrar el impacto de esta enfermedad. Por favor ver al final algunas recomendaciones.

 


Resultados y Discusión.

Patrón temporal de las manifestaciones clínicas. Uno de los hallazgos más sólidos de esta encuesta es el patrón de aparición de los síntomas luego de la primera y segunda inmunización contra el VPH (ver Figura 3). Tales hallazgos se obtuvieron de 3 síndromes dolorosos (cabeza, espalda y pecho), y 6 síndromes neurológicos (paresias, parestesias y disestesias) en extremidades superiores e inferiores. Todos los síntomas siguen un patrón donde el 15-30% de las niñas reconoció su inicio después de la primera dosis de la vacuna; y el 48-80% de las niñas indicó el comienzo del sintoma con la segunda dosis o dosis de refuerzo (‘booster’). Esto no puede ser mera coincidencia. Este patrón se ajusta plenamente con la respuesta humoral de respuesta secundaria de anticuerpos o respuesta de refuerzo (‘booster’) mencionada arriba (Figura 2).

SecondaryResponse2
Figura 3. Patrón de aparición de síntomas en las encuestadas de esta serie. La mayoría manifestó comienzo de sus síntomas luego de la dosis de refuerzo (2da dosis de vacuna). – MMSS = Miembros Superiores; MMII = Miembros Inferiores.

 

INTERPRETACIÓN:  En las niñas afectadas por la vacuna VPH Gardasil, podemos deducir que los auto-anticuerpos siguieron este patrón aunque nadie estaba listo a medir anticuerpos antes y después de la vacunación y mucho menos luego del refuerzo. Pero esto no importa porque la casa farmacéutica y otros científicos ya hicieron los estudios de anticuerpos en respuesta a la vacuna, sus refuerzos y la necesidad de aumentar la respuesta inmune con adyuvante de aluminio. Si queremos demostrar la naturaleza autoinmune de la enfermedad, la pieza clave es encontrar auto-anticuerpos relacionados patogénicamente con la enfermedad ya que el patrón de síntomas se ajusta plenamente a los estudios científicos. Sabemos que si las niñas se re-exponen a antígenos parecidos a la vacuna, algunos ya presentes en su organismo, dichos anticuerpos deben elevarse lo cual explicaría las recaídas. Por el contrario, eliminación de esos anticuerpos debe producir mejoría. La historia clínica de cada afectada debe sustentar esta afirmación, pero si no, debe investigarse.  También las niñas pueden tener recaídas por inflamación residual que actuaría como adyuvante endógeno o también por restos de vacuna aún alojados en sus cuerpos. Un ejemplo es el sitio de vacunación en el hombro donde la vacuna puede producir Miofasciitis Macrofágica (músculo deltoides) pero también puede alojarse dentro de macrófagos y células dendríticas en tejidos linfoides en varios segmentos corporales. Todo lo anterior son pruebas para sustentar este mecanismo.

A continuación, revisemos el patrón de aparición de los síntomas según lo informado por Instituto Nacional de Salud de Colombia (INS). El INS no publicó ni analizó la aparición de los síntomas después de la primera dosis de vacuna administrada durante el año 2013. ¿Por qué? Posiblemente porque pocas niñas se quejaron, sus síntomas fueron leves o simplemente no pudieron rastrear su origen en el momento de sufrirlas. El INS sólo se publicó la cronología de los síntomas que aparecieron luego de la segunda dosis que sucedió en el 2014 (mostrado). La Figura 4-A muestra el número de niñas por mes que recibieron la segunda dosis de Gardasil según mi encuesta. Tenga en cuenta que la mayoría la recibió durante marzo de 2014. En B, el informe del INS muestra varios picos de pacientes que experimentan síntomas y buscan atención médica en su mayoría en Agosto y Septiembre del 2014. Este patrón simplemente muestra que la vacunación precede por varias semanas la aparición de los síntomas. Una vez que las niñas se enfermaron de inmediato buscaron atención médica. Como veremos en la enfermedad autoinmune, suele demorarse varias semanas para fabricar auto-anticuerpos, para que éstos causen daño en órganos y para las personas busquen atención médica, especialmente si los síntomas aparecen lentamente. En esencia, el punto principal de estos gráficos es que el INS publicó la cronología de los síntomas asociados con la segunda dosis de la vacuna. ¿Por qué no la primera dosis? Posiblemente debido los síntomas después de la dosis de refuerzo fueron más severos y afectaron a mayor número de niñas (patrón epidémico). Así que utilizando datos totalmente independientes llegamos a la misma conclusión: las niñas manifestaron sus síntomas luego de la dosis de refuerzo. No hay desacuerdo en ese punto. Nuestra interpretación es que si las niñas fabricaron auto-anticuerpos nocivos con la primera dosis, su riesgo de enfermarse será mucho mayor con títulos más elevados de anticuerpos inducidos por la segunda dosis de la vacuna.

EstudioINS-Cronologia
Figura 4. Muestra la cronología de la (A) aplicación de la segunda dosis de Gardasil durante el año 2014 según datos de la presente encuesta. Y manifestación epidémica de los síntomas (B) y consulta inmediata a los servicios de salud, según estudio de brote del Instituto Nacional de Salud. Los síntomas causados por la primera dosis de la vacuna aplicada durante el año 2013 no se presentan ni el INS los investigó.

 

Vayamos a Medellín a mirar el caso de Valentina (Colombia). Al igual que muchas niñas de su escuela, Valentina fue forzada a vacunarse inclusive luego de oponerse porque había tenido síntomas con la primera dosis. El refuerzo de la vacuna con seguridad profundizó las lesiones producidas por la primera dosis, lo cual lo sabemos por inmunología básica y porque tales observaciones pueden aún demostrarse prospectivamente en niñas sin vacunar y susceptibles al Síndrome ASIA que serán presionadas a vacunarse si las campañas de vacunación indiscriminada continúan. –

Valu-ICU
Figura 5. Valentina hospitalizada y con respirador en la Unidad de Cuidado Intensivo. Una plasmaféresis que limpia la sangre de auto-anticuerpos logró sacarla del peligro.

Valentina, luego de estas 2 dosis de Gardasil, desarrolló un sinnúmero de síntomas al punto que ha estado en peligro de perecer y ha sido hospitalizada en varios centros de atención. Por favor mirar el siguiente video donde se observa parálisis flácida de 5 grupos musculares en todo su cuerpo que afectaron su sistema nervioso. Sin contar la parálisis del cuello, Valentina estuvo cuadripléjica. Últimamente su enfermedad ha mejorado pero sigue con altibajos muy posiblemente relacionados con la concentración de anticuerpos cruzados. Demostrarlo es cuestión de investigar, aunque el Ministro Alejandro Gaviria diría que no, porque ‘la seguridad de la vacuna es cercana al 100%‘.

 

Valentina suffers from nosebleeds during disease exacerbations. The likely cause is vasculitis, still to be worked up.
Valentina suffers from nosebleeds during disease exacerbations. The likely cause is vasculitis, still to be worked up.

Pero los padres de Valentina no dieron crédito a las palabras de político del Ministro Gaviria. Díganme honestamente ¿quién le creería a un político que sin ser médico sigue dando recomendaciones de salud?.   – Bien, los padres de Valentina decidieron costear de su bolsillo exámenes de anticuerpos antiglicolípidos enviando una muestra de sangre a los EE.UU., la cual arrojó una no-muy sorprendente sorpresa: los auto-anticuerpos salieron elevados y están relacionados con daño al sistema nervioso, perfectamente compatible con los síntomas de Valentina de enfermedad neurológica autoinmune.

A propósito, los anticuerpos cruzados son comunes en muchas las enfermedades autoinmunes, dentro de las cuales es posible identificar un disparador o gatillo. Lógicamente, la vacuna VPH Gardasil es ese gatillo en las niñas objeto del Plan Ampliado de Inmunizaciones, sobre todo porque síndromes neurológicos desmielinizantes figuran dentro de la ficha técnica de la vacuna (página 12) y clásicamente tales enfermedades desmielinizantes mediadas por anticuerpos antiglicolípidos han sido observados en  vacunaciones masivas (Nachamkin y col, 2008).  Además, esta vacuna contiene el adyuvante de aluminio que potencia toda respuesta inmune incluyendo reacciones cruzadas potencialmente nocivas al organismo.

IVIG
Figura 6. Terapia IVIG, Inmunoglobulina G para diluir los auto-anticuerpos. Es un procedimiento exclusivamente intra-hospitalario por riesgo de anafilaxis. – Es decir, no lo intente en su casa.

Los tratamientos que más le han servido a Valentina son terapias anti-inflamatorias y que eliminan auto-anticuerpos. Su historia clínica sustenta múltiples sesiones de plasmaféresis que buscan limpiarle su sangre de anticuerpos, uso de corticosteroides o drogas anti-inflamatorias que le han ocasionado Síndrome de Cushing. También figura en su historia el uso de IVIG o Inmunoglobulina G Intravenosa que busca diluir a los anticuerpos cruzados (‘diluir los malos con los buenos’). En su última hospitalización vemos que Valentina ingresó sin caminar y con sangrados nasales seguramente por vasculitis autoinmune. Al recibir la IVIG sus síntomas disminuyeron pero ha venido teniendo recaídas para las cuales necesita nuevas aplicaciones de IVIG.

El sufrimiento de Valentina y su familia penosamente ha contribuido a nuestro conocimiento y nos pone a pensar si algo similar le sucede a las más de 700 niñas afectadas del resto de país. La respuesta a esta pregunta depende de realizar investigación transparente, médica y científica, que el Ministro de Salud y organismos adscritos han obstaculizado hasta la fecha. A continuación resumimos otros hallazgos recopilados en nuestra encuesta de síntomas.

Por favor mirar los apéndices anexados a la versión en inglés para una justificación médica y científica de la relación entre concentración o títulos de anticuerpos, síntomas, agravamiento, recaídas, daño orgánico y lo mas importante la mejoría clínica con la eliminación de anticuerpos mediante plasmaféresis e IVIg.


 

Dolor de cabeza

El dolor de cabeza fue el síntoma universal experimentado por el 100% de las encuestadas. Fue preferencialmente global, asociado a manifestaciones de tipo picada, pero también dolor constante y palpitante. Algunas encuestadas reportaron que el dolor se asociaba a síntomas visuales, ojo rojo, secreción nasal y síntomas auditivos. Se consideró severo o moderado en la mayoría; de frecuencia constante o diaria. Hay componentes similares a cefaleas migrañosas, tensionales o a ráfagas pero sin ser típicos de ninguna en particular.  – En una tercera parte de las encuestadas, el dolor comenzó después de la primera dosis de la vacuna VPH Gardasil pero la gran mayoría lo experimentó luego de la segunda dosis de la vacuna VPH. Igual proporción dice que la cefalea ‘sigue igual’ o ha empeorado. El estrés, posición corporal, movimiento y luz solar pueden empeorar el dolor. Para aliviarlo, las afectadas toman medicamentos, descansan, cambian de posición o recurren a masajes, oración y remedios locales (zarzaparrilla). Algunas participantes dijeron que ‘nada lo alivia’. Hay niñas que han intentado suicidarse.

Las cefaleas reportadas aquí tuvieron su aparición luego de la dosis de refuerzo de la vacuna Gardasil lo cual sugiere mecanismos iniciados por auto-anticuerpos. Además, la cercanía de estructuras cefálicas al hombro donde se aplica la vacuna hace sospechar de mecanismos nociceptivos y neuropáticos, ambos de índole inflamatoria pues la vacuna es por excelencia un biológico sintético e inflamatorio. La vacuna ha sido diseñada para estimular la respuesta Innata a través del adyuvante de aluminio y también la respuesta Adaptativa a través de los antígenos recombinantes de la proteína L1 del VPH. Todo esto desencadena etapas avanzadas de inflamación con citoquinas y células inflamatorias cuyas manifestaciones hacen relevante este síntoma. Casos más severos asociados a vasculitis cerebral pueden causar la muerte (Tomljenovic & Shaw, 2012). Por ejemplo, estos autores informan sobre vasculitis cerebral en el 10,9% de 2.385 casos de dolor de cabeza y migrañas en vacunadas con Gardasil y Cervarix según reportes a la base de datos VAERS entre los años 2006-2012. Una cifra escalofriante.

 

CefaleaGrande
Figura 7. Esquema de los principales síntomas asociados al dolor de cabeza.

 

Similar al dolor de cabeza severo e inhabilitante reportado aquí, la doctora Louise Brinth en Dinamarca encontró que la cefalea afectó a la totalidad de las 53 niñas vacunadas con Gardasil que participaron en su estudio.

También por la aparición epidémica del síntoma asociado a la vacuna VPH, su investigación y tratamiento debe recibir toda credibilidad como se reporta aquí. Sin embargo, no sucedió así con el estudio ‘de brote’ del Instituto Nacional de Salud que encontró 517 historias en el Carmen de Bolívar que calificaban como auténticos casos de enfermedad de aparición súbita luego de la vacunación con Gardasil. En este grupo se encontró que el 80,1% presentaba dolor de cabeza, o sea 414 niñas (80% de 517); además de otros síntomas y signos francamente anormales. Con un truco de magia, el estudio concluye que la vacunación con Gardasil a pesar de ser el único factor común a las afectadas no tiene relación con su enfermedad. Pero la desfachatez no termina allí. El personal médico y científico del Ministerio de Salud e Instituto Nacional de Salud olvidaron que 517 niñas sufrían y necesitaban tratamiento. Después de más de un año de publicarse el informe, el Ministro de Salud Alejandro Gaviria insiste en que las pacientes no sufren, ni merecen diagnóstico o tratamiento. Inclusive el Ministro Gaviria a través de su cuenta de Twitter ha amenazado con judicializar a quienes sostengan lo contrario. Está preocupado.

GansterGaviria


 

Dolor de pecho

El 91% de las encuestadas manifestaron dolor de pecho el cual fue preferencialmente precordial experimentado como picada, opresivo, constante y palpitante, de frecuencia constante o diaria.  La mitad de participantes lo consideró muy intenso y una cuarta parte lo consideró moderado. Los medicamentos, el descanso, cambios de posición, ejercicio, masaje y oración fueron medidas utilizadas para aliviarlo. Factores que lo empeoraron fueron la actividad; cambios de posición y otros como ‘las crisis’ descritos como síncopes que pueden evolucionar a convulsiones. El dolor de pecho comenzó con la primera y segunda dosis de la vacuna VPH y en general sigue igual o ha empeorado. Una mayoría de participantes manifestaron ahogo, asfixia o dificultad respiratoria (disnea) asociados al dolor de pecho, junto con náuseas, palpitaciones, hormigueos y desmayos o síncopes. Por su parte, el informe del Instituto Nacional de Salud reporta 246 niñas (41,8%) de las afectadas con dolor torácico, con mareo/vértigo a 148 (28,6%), con sincope 125 (24,2%), y con dificultad respiratoria a 105 (20,3%) (ver tabla 11 del informe de brote).

El siguiente video ilustra una de las ‘crisis’ que se instaura luego del dolor de pecho, dificultad respiratoria, nauseas, palpitaciones, desmayos, y en algunos casos convulsiones.

Como vemos en el video, Camila experimenta ‘una crisis’ con bastante dificultad respiratoria que suele ir acompañado al dolor de pecho. A través del tórax discurren nervios muy importantes como el Nervio Vago (Nervio Craneal X) y sus respectivos plexos cardiaco, pulmonar y vascular que controlan funciones autonómicas del corazón,  pulmones y grandes vasos (sistema parasimpático). El Nervio Frénico controla el músculo diafragma el cual es el principal músculo respiratorio. La cadena de ganglios simpáticos o tronco simpático que pasa adosado a ambos lados de la columna vertebral, controla funciones opuestas a las del sistema parasimpático. Bajo la hipótesis neuropática esbozada en artículos de blog, es posible que auto-anticuerpos desmielinizantes dañen estas estructuras nerviosas y por una tendencia a la irritación expliquen síntomas como desmayos / síncopes, palpitaciones, sensación de náuseas y dificultad respiratoria. Las pacientes claramente han asociado el dolor de pecho a la sensación de náuseas, dificultad respiratoria y palpitaciones lo cual no necesita confirmación pero sería deseable constatar daño disautonómico por desmielinización de terminaciones nerviosas en plexos cardíacos, pulmonares o vasculares a través de un enfoque especializado.

 

DolorPechoDisautonomia
Figura 8. Esquema de los principales síntomas asociados al dolor de pecho.

 

Según la frecuencia de los síntomas se aconseja evaluar el síncope disautonómico de esta manera:

  • Si el síntoma sucede una vez al mes o a la semana, se aconseja utilizar un ‘Cardiac Event Recorder’ que la niña misma puede activar cuando siente mareo o palpitaciones antes de desmayarse. Se utilizaría ya sea que presenten o no el desmayo (síncope o presíncope, respectivamente).
  • Alternativamente, se puede utilizar un Holter de 24 horas el cual permite además registrar la actividad cardiaca junto con la presión arterial. La paciente María José fue inicialmente identificada con síncope disautonómico gracias a este examen.
  • Si los desmayos son frecuentes (varias veces por semana) o se manifiestan al incorporarse de la cama o de una silla (ortostatismos); se sugiere utilizar el examen de Mesa Basculante (Head up Tilt Table Testing). Este examen también dio positivo en la paciente María José. En el curso de la enfermedad es posible que este examen sea interpretado como Síndrome POTS (Postural Orthostatic Tachycardia Syndrome) lo cual sugiere sobre-compensación.
  • Si fallan los intentos anteriores de registrar el ritmo cardiaco al experimentar dificultad respiratoria, palpitaciones, mareo (presíncope), habría que recurrir a adaptadores para teléfono celular. Si la niña se desmaya, los familiares podrían tomar el registro.

Para sustentar las bases autoinmunes del dolor de pecho y síntomas asociados conviene investigar auto-anticuerpos contra estructuras autonómicas. No es que sea indispensable ya que los síntomas son suficientes para recibir atención en salud, pero la vacuna se promueve como el regreso del Mesías y por eso debemos aprender más de la enfermedad. La doctora Svetlana Blitshteyn ha estudiado a vacunadas con Gardasil que desarrollaron Síndrome POTS y disautonomías. En una serie más grande de pacientes con disautonomías ha encontrado auto-anticuerpos que se correlacionan con la enfermedad. Estudios citados en los mismos artículos indican mayor prevalencia de Anticuerpos Antinucleares (ANA), anticuerpos anti-fosfolípido (aPL), anticuerpos anti-Receptor de Acetilcolina gangliónico tipo N, anticuerpos anti-Receptor beta1- y beta-2 adrenérgicos, y anticuerpos M2- y M3-Receptor Muscarínico. Conviene incluir estas pruebas dentro de páneles inmunológicos más exhaustivos.


Síntomas neurológicos de Miembros Superiores

Rama Sensitiva: La pérdida de la sensibilidad se caracterizó por hormigueos y adormecimientos de ambas manos y brazos que comenzó después de la segunda dosis de Gardasil (dosis de refuerzo) y desde entonces no han mejorado en la mayoría de las vacunadas. El dolor de extremidades superiores en las 62 encuestadas fue muy intenso, de carácter paroxístico-eléctrico (corrientazo) que afecta manos y brazos de ambos lados, que tiende a empeorar con la actividad, posición o frío pero que también se alivia con similares maniobras, tales como cambios de posición, reposo, ejercicio o medicamento.

Rama motora: La debilidad y pérdida de la fuerza muscular afectó a ambos brazos y manos, lo cual dificultó escribir, realizar oficios caseros, y uso de computador o teléfono celular. Más de la mitad de las encuestadas reportaron movimientos anormales del brazo como temblores y movimientos espontáneos involuntarios. Su presencia acompaña al dolor y adormecimientos de manos y brazos.

Por favor observar el siguiente video de una adolescente vacunada con Gardasil donde se pueden observar movimientos espontáneos finos del tipo ‘fasciculación’. Estos temblores de baja amplitud son signos de ‘denervación’ y comprometen a músculos interóseos y lumbricales de la mano. Una Electromiografía (EMG) debe confirmar eléctricamente lo que vemos con nuestros propios ojos. Es imposible que una EMG de músculos con fasciculaciones salga normal.

Para obtener datos paraclínicos, el examen de mayor eficiencia es la Electromiografía (EMG) que consiste en registrar tales movimientos y otros imperceptibles al ojo humano llamados ‘fibrilaciones’. Se realiza puncionando cada músculo con un electrodo en forma de aguja y midiendo la actividad eléctrica espontánea. Si hay fasciculaciones o fibrilaciones, tales movimientos y su actividad eléctrica deben ser registrados fielmente. – Por el contrario, si una afectada sufre fasciculaciones pero su EMG es informada ‘normal’, dicha lectura debe cuestionarse. Otro examen recomendado es la Velocidad de Conducción Nerviosa (VCN) que esperaríamos encontrar disminuida si hay una neuropatía desmielinizante periférica. Esto es más fácil si hay daño del nervio a lo largo de la extremidad, pero si solo las raíces y plejos son los afectados entonces la VCN puede salir normal. Por la dificultad de medir VCN en los plejos y raíces nerviosas, conviene realizar una EMG en lugar de VCN para detectar los efectos de la denervación a nivel del músculo. Se debe descartar miopatía mediante enzimas musculares en suero (Creatina Fosfoquinasa -CPK, aldolasa y mioglobina). En pacientes seleccionadas se pueden correr páneles de anticuerpos medidos en enfermedad reumatológica. –


 

Dolor de espalda.

El dolor de espalda fue experimentado por el 78% de las pacientes y reportado como constante o diario; de intensidad moderada o severa. Su ubicación es en la columna vertebral con irradiación a ambos lados y se experimenta como muscular, óseo, articular, cutáneo y también con sensación de afección profunda y visceral. Puede explicarse por ambas hipótesis neuropática y nociceptiva. También hubo dolor cervical y de nuca de las mismas características.

La posición y actividad empeoraban el dolor, pero otros factores como ‘las crisis’, estrés y la escuela se asociaron al dolor. Los medicamentos, cambios de posición, ejercicio, masaje y la oración fueron utilizados como medidas aliviantes. El dolor de espalda apareció luego de la primera y segunda dosis de la vacuna VPH sin cambios desde entonces. Síntomas asociados fueron dificultad de moverse o caminar, corrientazos tipo ‘ciática’ e interferencia con el sueño. Al respecto, es posible que algunas pacientes sufran fibromialgia aunque se requiere examen físico para confirmarlo. Mediante una encuesta de síntomas en 45 pacientes de 13 países, el Dr Manuel Martínez-Lavín y colaboradores (2015) indagaron por síntomas compatibles con fibromialgia y aceptados por el American College of Rheumatology encontrando que el 53% llenaban criterios para ese diagnóstico. Es de anotar que algunas pacientes de nuestra cohorte también llenaron encuestas en el estudio del Dr. Martínez-Lavín y podrían recibir ese diagnóstico.

 

Figura 9. Esquema de los principales síntomas asociados al dolor de miembros superiores, espalda y miembros inferiores. El compromiso severo de la marcha en el 30% de las encuestadas es un hallazgo devastador.
Figura 9. Esquema de los principales síntomas asociados al dolor de miembros superiores, espalda y miembros inferiores. El compromiso severo de la marcha en el 30% de las encuestadas es un hallazgo devastador.

 

El Dr. Juan Manuel Anaya y colaboradores describieron a 3 adolescentes colombianas que sufrieron síntomas articulares luego de la vacunación con Gardasil. Luego de una extensa batería de exámenes, se encontró que una paciente sufría lupus eritematoso sistémico, otra sufría artritis reumatoidea y otra tenía una enfermedad llamada espondiloartropatía que afecta la columna vertebral. Por lo tanto, estos casos sustentan daño directo a otros órganos diferentes al sistema nervioso sustentando la hipótesis nociceptivos. Sin embargo, la mayoría de las víctimas de la vacuna sufren dolor de carácter neuropático por daño al sistema nervioso.

 


Síntomas neurológicos de miembros inferiores

Rama sensitiva.  El dolor afectó toda la longitud de ambos miembros inferiores, fue intenso y de tipo ciática aunque también se experimentó a nivel muscular. Fue constante o diario, asociado a debilidad y dificultad para la marcha. También hubo dolor articular en rodillas, caderas y tobillos.  El dolor empeoraba con la actividad, el frío, la posición y hacía que las víctimas buscaran alivio con medicamentos, reposo, cambio de posición e inclusive el ejercicio. El dolor tuvo su inicio luego de la primera dosis y segunda dosis, ha empeorado en la cuarta parte y sigue igual en la mitad de las encuestadas. Además, las encuestadas manifestaron hormigueos y adormecimientos en ambas piernas y muslos, asociados a corrientazos tipo ‘ciática’. Ninguna paciente sufría pérdida de la sensibilidad antes de la vacunación y su comienzo sucedió luego de la dosis ‘booster’ de Gardasil. La mitad de las pacientes aún se aquejan de estos síntomas que han empeorado en una cuarta parte. En la encuesta de dolor S-LANSS realizada en una muestra de 19 encuestadas del Carmen de Bolívar encontramos que el dolor era severo y de origen neuropático.

Rama motora. La mayoría de las encuestadas manifestó debilidad y pérdida de la fuerza muscular que comprometió la marcha en más del 70% de las encuestadas. Sus manifestaciones específicas fueron dificultad para caminar, levantarse de la silla, y mantenerse de pié. Pero lo más devastador fue la imposibilidad de caminar en una tercera parte de las encuestadas. A la debilidad se acompañaron movimientos anormales como temblores y fasciculaciones. Este patrón es de denervación. Los síntomas se hicieron evidentes después de la segunda dosis de la vacuna Gardasil.

El patrón de afección revelado en estas encuestas sugiere daño al sistema nervioso periférico por compromiso de 3 mecanismos, dos sensitivos como dolor neuropático (disestesia) y pérdida de la sensibilidad (parestesia) y uno motor (debilidad muscular y movimientos anormales). Este último tiene un patrón de motoneurona inferior que al examen físico puede ir acompañado de hiporreflexia e hipotonía. No descartamos daño nociceptivo por dolor muscular y artralgias en algunas participantes, sin embargo, el grueso de las víctimas parece sufrir daño por desmielinización de nervios periféricos. La localización de la lesión es difícil de ubicar si la Velocidad de Conducción Nerviosa arroja resultados normales, en ese caso debemos sospechar lesión en raíces nerviosas y plejos lumbares (o plexos braquiales para miembros superiores) a su salida de la columna vertebral (mirar diagrama). Encontrar lesiones a estos niveles es un reto diagnóstico para el cual la EMG y exámenes funcionales como Estudio de la Marcha (walking gait analysis or assessment) pueda señalar los grupos musculares afectados.  La magnitud de la debilidad se puede estimar a través de dinamómetros diseñados para tal fin, especialmente para hacer seguimiento de mejorías con tratamientos.

Para ilustrar, miremos el video de una adolescente del Carmen de Bolívar que tiene obvia dificultad para caminar que se instauró luego de la vacunación contra el VPH. Aprovechemos para preguntarnos ¿cuál sería el dictamen del Análisis de Marcha según experto en Medicina de Rehabilitación?

 

Para demostrar lesión en las raíces nerviosas y plejos lumbares (o plexos braquiales en caso de miembros superiores) a su salida de la columna vertebral se puede realizar autopsia o biopsia, las cuales serían pruebas de oro (gold standard). Sin embargo, no se recomienda la biopsia por ser un examen invasivo. Conviene estar preparado cuando una niña fallezca para analizar estos tejidos a cargo de patólogos expertos en enfermedades del Sistema Nervioso Periférico y Central. En Latinoamérica hemos sabido de 3 niñas colombianas y una de México que perecieron luego de la vacunación contra el VPH; no sabemos si se investigaron estos tejidos. Aunque es doloroso hablar de estos temas, uno de los estudios más reveladores sobre vasculitis cerebral fue el realizado por Lucija Tomljenovic & Christopher Shaw en 2 niñas que murieron luego de la vacunación contra el VPH.

El informe del Instituto Nacional de Salud reporta que de un total de 517 niñas que tuvieron síntomas luego de la vacunación, 312 (60,4%) sufrieron parestesias de miembros inferiores, 239 (46,2%) sufrieron parestesias miembros superiores, 78 (15,1%) reportaron debilidad muscular, 49 (9,5%) parestesias peribucales, 31 (6%) dolor articular y 11 (2,3%) fasciculaciones. A pesar de diferencias metodológicas, la alta incidencia de síntomas neurológicos sugiere una asociación a la vacunación con Gardasil de manera consistente como la reportada aquí. Es decir, no hay desacuerdo que las victimas presentan estos síntomas luego de la inmunización contra el VPH.  Estudios paraclínicos en algunas participantes sugieren mecanismos específicos de daño tisular desencadenados por la vacuna. Sin embargo es posible indagar más pero el Ministerio de la Salud ha obstaculizado y abandonado a las victimas, forzando a estas a interponer tutelas y recursos legales para acceder al derecho a la salud. Es curioso que la Ley Estatutaria que garantiza el derecho a la salud sea aprobada por el Ministro Gaviria y sea él quien primero lo niegue a muchas colombianas.

Conclusiones

En esta entrega hemos resumido hallazgos de cefaleas, dolor de pecho y espalda, y síntomas motores y sensitivos de extremidades superiores e inferiores. La sintomatología preponderante apunta a un trastorno autoinmune desmielinizante disparado por la inmunización con la vacuna tetravalente Gardasil y Cervarix (en una paciente) y componentes de los lotes específicos. Discutimos los mecanismos subyacentes que pueden explicar estos síntomas y algunas pruebas pueden ayudar a las víctimas a documentar mejor su enfermedad. No descarto que existan susceptibilidades genéticas o medioambientales que expliquen el conglomerado de casos en el municipio del Carmen de Bolívar, Colombia.  – Por eso debemos aplicar el principio médico “Primum Non Nocere” o “Valorar antes de Vacunar” y también a pedir consentimiento informado para evitar enfermedad en personas susceptibles.  Las inmunizaciones masivas e indiscriminadas deben evitarse porque desde el punto de vista estadístico hay personas susceptibles y ninguna intervención médica o de salubridad es 100% efectiva. Tampoco se debe argumentar que el balance riesgo-beneficio justifica ‘un pequeño número de víctimas’ pues la vacunación del VPH no ha salvado ninguna vida mientras sí ha puesto en riesgo la vida y salud de muchas mujeres inocentes (también hay hombres enfermos que me han contactado). Los estudios de la vacuna muestran que es particularmente efectiva es disminuir las infecciones de 4 cepas de virus VPH pero sabemos que el 70% de las personas lo eliminan espontáneamente sin necesidad de vacunación. Tampoco sabemos si la vacuna mantenga su efectividad por 20-30 años que toma para un tumor asentarse y crecer. Ese tiempo es suficiente para identificarlo y eliminarlo in situ mediante Citología Vaginal (de Papanicolau). Muy probablemente las promesas de la vacuna contra el VPH Gardasil y Cervarix para disminuir las cifras de cáncer invasivo pueden resultar un chiste macabro y de mal gusto.

 

marta_Spine-HPV
Figura 10 (animación). Resumen del mecanismo de daño al sistema nervioso disparado por lotes específicos de las vacunas Gardasil y Cervarix que generan auto-anticuerpos (carmín) en personas susceptibles. Los pacientes deben exigir frascos de vacuna de sobra en el puesto de vacunación para compartir con científicos que deberán realizar estudios proteómicos, genómicos y serológicos.

Impresión diagnóstica

Tenemos la impresión diagnóstica de una enfermedad neurológica autoinmune desmielinizante mediada por auto-anticuerpos en 62 participantes de esta encuesta. Sin embargo cada paciente debe ser evaluada individualmente porque sus síntomas pueden diferir de los reportados en este informe. Por lo tanto recomiendo descartar los siguientes diagnósticos y patologías:

  1. Polirradiculopatía desmielinizante (aguda o crónica)
  2. Síndrome de Guillain-Barré
  3. Encefalomielitis Desmielinizante (aguda o crónica)
  4. Síndrome PRES
  5. Mielitis Transversa
  6. Síndrome ASIA
  7. Síndrome HANS
  8. Fibromialgia vs. Síndrome de Fatiga Crónica
  9. Miopatía autoinmune
  10. Miofasciitis Macrofágica (del hombro)
  11. Artropatía autoinmune
  12. Disautonomía – Simpática, Parasimpática
  13. Síncope Disautonómico vs. Neurocardiogénico
  14. Síndrome POTS
  15. Síndrome de Dolor Regional Complejo II / Causalgia / Distrofia Simpática Refleja
  16. Enfermedad por Complejos Inmunes (p.ej. vasculitis, lupus, síndrome antifosfolípido)
  17. Complicaciones asociadas (falla renal, discapacidad escolar laboral, trastornos psicológicos secundarios entre tantos otros imposibles de enumerar aquí).

 

Recomendaciones

El presunto mecanismo de lesión luego de la vacunación es por anticuerpos cruzados o auto-anticuerpos, la recomendación más importante es recolectar suero cuando la enfermedad esté más activa y mientras no esté recibiendo o haya recibido recientemente tratamientos anti-inflamatorios como corticosteroides o quimioterapia anti-neoplásica, o procedimientos para eliminar anticuerpos de la sangre como IVIG y plasmaféresis. La muestra de sangre debe ser recolectada (10 mL) y dejar que se coagule (tubo tapa roja), el suero debe ser separado en 30 minutos, rotulado con el nombre de la paciente, y congelado en varios viales estériles plásticos hasta análisis de auto-anticuerpos y anticuerpos anti-glicolípidos en un laboratorio especializado (se necesitan de 3-5 mL). El procesamiento inicial de la muestra de sangre se puede hacer en cualquier laboratorio clínico de barrio. El suero debe ser congelado en frío profundo (-20 grados centígrado o más frío) y mantenerse hasta su envío que puede ser varias semanas o meses después.  El transito de la muestra por correo no debe exceder las 48 horas y siendo así puede enviarse descongelada. Los auto-anticuerpos para investigar no deben limitarse a los nombrados aquí. Hay paneles de anticuerpos que deben investigarse en laboratorios especializados y no corresponde a este informe promocionar sus productos.

Se deben evitar las ‘quelaciones’ para remover plomo porque una enfermedad autoinmune según los síntomas analizados arriba no tiene relación con el plomo y aunque la vacuna sí tiene aluminio, la mayoría se deposita dentro de células fagocíticas que es imposible de eliminar con quelaciones. Este es un procedimiento invasivo y debe evitarse.

Agradecimientos y Reconocimientos

A las niñas y pacientes que aportaron voluntariamente información acerca de su enfermedad. A las madres y padres por consentir con este estudio. Agradecimientos también para las líderes comunitarias del Carmen de Bolívar la ONG “Organización para la Defensa de los Derechos de los Ciudadanos ODDC”, Candelaria Montes Romero, Héctor Miranda, Zamira Peñaloza. Especiales agradecimientos a María Rivera quien tabuló manualmente las encuestas anonimizadas y ha sido una abanderada de esta causa. Agradecimientos a todas las ‘guerreras’. Reconocimientos especiales al periodista Mario Lamo y a la “Asociación Reconstruyendo Esperanzas” que gracias a su labor de difusión y educación han logrado concientizar a la población inocente y víctima de estos lotes de vacuna. – Ofrezco disculpas si he omitido dar crédito a tantas personas e instituciones tanto nacionales como internacionales cuyas comunicaciones y esfuerzos contribuyen a entender esta enfermedad. Muchas familias me han enviado fragmentos de las historias de sus hijas y sus casos no he podido estudiarlos por la fragmentación de la información y por mi falta de tiempo (mea culpa).

 

Bibliografía

 

Anuncios

9 thoughts on “Manifestaciones motoras y sensitivas de niñas vacunadas contra el papiloma humano en el Carmen de Bolívar, Colombia.

  1. Excelente estudio, demuestra lo que las autoridades sanitarias niegan en Colombia, que debe ser catalogado como un crimen contra las mujeres,.

  2. Dear Dr. Martinez, my name is Eugenio Serravalle and I’m an Italian pediatrician, President of an association called assis (www.assis.it). I am writing because I read with interest your work on hpv vaccine (https://pompiliomartinez.wordpress.com/2016/03/04/motor-and-sensory-clinical-findings-in-girls-vaccinated-against-the-human-papillomavirus-from-carmen de bolivar-colombia/), we too, in Italy, are very worried for the consequences that this vaccine will have on the health of girls and boys and this is why we launched a moratorium, signed by the healt practitioners that soon we will present to the Government (http://www.assis.it/moratoria-vaccine-hpv/).
    We intend, with your consent, to translate your work into Italian and publish it on our site, can we do it?
    I have a curiosity in particular because we are trying to develop a common diagnostic Protocol to highlight the damage caused by hpv vaccine, do you have something like this?
    More, in the article you talk about holder autoantibodies, which ones had you investigated? did you found them just in one girl?
    Thank you for your help, sincerely Eugenio

    Presidente AsSIS

  3. Dear Dr. Eugenio Serravalle,

    It’s so nice to hear from you and the important work to help HPV victims and not-yet-victims through an HPV vaccine moratorium. As you correctly state, the precautionary principle ‘primum non nocere’ tells us that even with just suspicion of harm, it’s enough to halt any potentially detrimental and unnecessary medical intervention until cleared to full satisfaction to everybody. –

    I’m glad my most recent article on the neurological symptoms of 62 Colombian girls has been well received. By all means, please feel free to translate it into the Italian language and give ample diffusion to it. When you do, please share with me an Italian language abstract that I can post in my blog and attach a link to your website.

    Regarding your questions: I currently don’t have a protocol besides whatever recommendations are mentioned in the article. Through social media patients share tips on how to tackle this problem but as you see, it’s not the lack of medical knowledge but rather reluctance of health authorities to allocate funds and give green light to doctors’ efforts to document this disease. Likewise, there’s heavy use of misleading propaganda to deviate public attention. – Possibly more helpful are case reports that doctors write about their patients. It might just be clinical cases but desirably some paraclinical workup addresses differential diagnoses. Likewise, it’s not absolutely necessary to publish cases in international journals or to strive to get them to PubMed. You see, unless work gets submited to Open Access journals, authors lose editorial rights to later discover that their intelectual work gets hidden behind profitable paywalls (in other words, patients would have to subscribe or pay hefty fees to read their own cases!). So well-documented and methodically-sound blog articles will suffice until large case series can be assembled and addressed in more a systematic fashion.

    Regarding antibodies to look for, I’m only aware of the girl described in my article to have these measured, both myelin and axonal damage should be looked for and sometimes both central and peripheral nervous system antigens need to be included. – We hope the Colombian Higher Courts will follow some of my tips. – For a wide audience, the most important recommendation is that antibody screening be guided by clinical judgment. For example if a girl has central nervous system involvement, it’s more relevant to focus on such disorder than on rheumathological antibodies, which might apply more to a different patient. The reason is that we want to find antibodies relevant to girls’ disease. Thus, that’s why I avoided the ‘one size fits all’ recommendation. – However, when deciding what antibody panels to order, my inclination would be to err on the side of broad spectrum. That is, if a girl has motor /sensitive clinical findings, possibly it’s best to order the full panel for demyelinating and sensory / motor involvement without being too picky at the beginning. A different recommendation would apply with a girl with predominant autonomic findings. Desirably physicians who run specialized labs can give advice, and offer discounts if a considerable number of patients request such tests or could possibly partner for a research paper.

    Well, I look forward to hearing from the important innitiatives you’re leading and hopefully some doctors get a chance to write their patients’ case reports. We still have tons to learn on HPV vaccine adverse events.

    Kind regards and thanks a lot,

    Pompilio

Deja un comentario - Leave a comment

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s